Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El nuevo puente de Ventas en la M-30 arrancará en mayo

La reforma del puente de Ventas y del tramo de la M-30 que pasa por debajo, con frecuencia atascado, tiene ya fecha, empresa y dinero: las obras comenzarán tras las fiestas de San Isidro, en mayo, durarán un año, costarán 2.200 millones y las ejecutará la empresa Dragados y Construcciones. Así lo aprobará el pleno municipal de la próxima semana.Esta reforma es un viejo proyecto que ha tenido que esperar más de nueve años para que se ponga definitivamente en marcha. En 1988, el Ministerio de Obras Públicas (hoy Fomento), la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento, entonces todos del PSOE, se pusieron de acuerdo para llevar a cabo 25 actuaciones para mejorar las entradas a Madrid. La última de estas obras es la del puente de Ventas, proyecto aplazado en múltiples ocasiones por las continuas divergencias entre los responsables municipales y del ministerio sobre los detalles técnicos. Al final, un convenio firmado en abril entre Ignacio del Río, concejal de Urbanismo del PP, y el secretario de Estado del Ministerio de Fomento, José Alberto Zaragoza, volvió a encauzar el asunto. De los 2.200 millones que costará la reforma, 1.100 los pondrá Fomento, y el resto, el municipio.

La obra modificará, por un lado, el trazado de la M-30 a su paso por el puente, por donde transitan 250.000 coches al día: ganará dos carriles más por cada lado. Actualmente, a su paso por el puente de Ventas, las vías de servicio de la M-30 se interrumpen con brusquedad para subir a Alcalá. Por esto, y por los transitados enlaces entre las vías de servicio y los carriles centrales, se congestiona la M-30 en este punto. También se cambiará el puente mismo, que será enteramente sustituido por otro. Actualmente, las conexiones de la superficie del nudo son muy confusas, por lo que se modificarán.

Para los peatones también habrá novedades: se mejorarán los pasos mugrientos que ahora es necesario utilizar para cruzar el puente a pie. Todo se hará "desmontando una pieza y sustituyéndola por otra al momento, de forma que no afecte al tráfico", según el concejal de Urbanismo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de marzo de 1997

Más información

  • Adjudicada la obra a Dragados y Construcciones por 2.200 millones de pesetas