Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:CINE

El fiasco del año

Precedida de una tan amplia como injustificada fama, llega El club de las primeras esposas, una tradicional comedia norteamericana que vuelve a confirmar que los grandes estudios ha perdido el pulso de uno de los géneros en que Hollywood llegó a brillar a más altura.La razón de su fracaso hay que buscarla en que parte de una atractiva idea -cómo tres viejas amigas de 45 años deciden unir sus esfuerzos para vengarse de sus respectivos maridos cuando las dejan para irse a vivir con mujeres: mucho mas jóvenes-, pero la desaprovecha por completo hasta convertirla en algo muy diferente de lo prometido.

En primer lugar, por culpa de un guión sin la menor imaginación, que ni sabe desarrollar el punto de partida ni sacarle la menor gracia. Y luego, también, por no atreverse a llegar hasta el final. A mitad de la historia, da marcha hacia atrás para llegar a un inadecuado final feliz.

The first wives club

Director: Hugh Wilson. Guionista: Robert Harling. Fotografía: Donald Thorin. EE UU, 1996. Intérpretes: Goldie Hawn, Bette Midler, Diane Keaton. Estreno en Madrid: Avenida, Luchana, Conde Duque, Alberto Aguilera, Benlliure, Novedades, Juan de Austria, Acteón, Cinema España, Exceisior, Canciller, Lido, Aluche, La Vaguada. VOS: Ideal y Conde Duque.

De manera que una película cuyo planteamiento parecía claramente feminista llega a unas conclusiones que, una vez más, son puramente machistas. En la medida que, tal como se llega a decir en algún momento, las esposas abandonadas se convierten en las brujas que sus maridos creen que son, la venganza que llevan a cabo es completamente insustancial.

Todo esto convierte a El club de las primeras esposas en uno de los grandes fiascos de la temporada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de febrero de 1997

Más información

  • EL CLUB DE LAS PRIMERAS ESPOSAS