Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Defensa aplaza hasta el año 2001 el desalojo de las casas militares

, Los militares que pasen a la reserva podrán seguir ocupando su vivienda castrense hasta el año 2001, según un real decreto que probablemente aprobará hoy el Consejo de Ministros a propuesta- del titular de Defensa, Eduardo Serra. El decreto aplaza en cinco años el desalojo de las viviendas castrenses, que debían realizar en un plazo máximo de tres meses todos los militares que abandonaran el servicio activo a partir del 23 de enero de 1996.

La reforma del decreto de creación del Instituto para la Vivienda de las Fuerzas Armadas (Invifas), de diciembre de 1990, deja en suspenso una de las medidas del Gobierno socialista que mayor malestar provocó entre los miembros del Ejército, aunque aún no había empezado a ejecutarse, y aplaza hasta el próximo siglo la reordenación del patrimonio inmobiliario del Ministerio de Defensa, integrado por unas 45.000 viviendas.

La reforma del decreto prevé también que los militares recién salidos de la academia puedan acceder a una vivienda castrense sin necesidad de esperar a que se les destine a otra localidad, como sucede ahora. Se creará una comisión que estudiará la situación de los afectados por el decreto, como los militares en situación de reserva transitoria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de febrero de 1997