Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El satélite español 'Minisat' y el cohete 'Pegasus' se lo juegan todo en el lanzamiento

El programa es la primera incursión de España en el campo de los minisatélites

Esta semana se anunciará la fecha de lanzamiento, seguramente el 13 de marzo, del satélite español Minisat. La prueba será decisiva para este programa, primera incursión de España en el campo de los minisatélites. Pero también se juega su futuro el cohete estadounidense Pegasus, cuyo último accidente en noviembre pasado ha retrasado la puesta en órbita del Minisat. El lanzamiento sellará el acuerdo del Instituo Nacional de Técnica Aerospacial (INTA), que dirige el proyecto, y la empresa Orbital Sciences Corporation (OSC) de EE UU, fabricante del cohete Pegasus.

Los promotores del, programa Minisat esperan que tenga un gran crecimiento en los próximos años. Con 200 kilos de peso, ha sido construido por la empresa CASA Espacio como contratista principal. Sin embargo, la continuación del programa se encuentra en entredicho, y dependerá en gran parte del éxito del lanzamiento de este primer satélite y de su buen funcionamiento una vez en órbita.En todo caso, este proyecto se ve ahora desde el INTA donde nació, más como una forma de conseguir prestigio y formación para acometer proyectos bilaterales comerciales de pequeños y medianos satélites para diversos usos, que como un programa autárquico que fue como se presentó al principio.

El lanzamiento en marzo del Minisat se ha convertido además en una prueba clave para el cohete estadounidense Pegasus, un lanzador singular aerotransportado, puesto que su principal cliente, la NASA, se ha mostrado muy descontenta con su rendimiento tras los varios fallos que ha sufrido a lo largo de los dos últimos años.

Riesgo

Dado el riesgo que corre la supervivencia de la empresa Orbital Sciences Corporation si se llega a producir un nuevo fallo, los técnicos de Pegasus se están mostrando muy conservadores, aunque no pueden evitar el mayor cambio de todos, que supone efectuar el lanzamiento por primera vez desde fuera de Estados Unidos, como quiere su cliente.

Sin embargo, sí pretenden modificar el plan de vuelo y hacer una escala en Canarias, antes de soltar el cohete cuando el avión que lo transporta vuele sobre el océano al sur del archipiélago. Inicialmente el vuelo era directo desde Madrid hasta esa zona. Los técnicos temen una descompesación térmica del cohete y el satélite durante el vuelo, mucho más largo de lo habitual en sus lanzamientos.

El Minisat ha costado en total 5.300 millones de pesetas. De ellos, unos 1.400 millones de pesetas corresponden al lanzamiento, según las cifras oficiales. El hecho de que el INTA decidiese seguir todas las fases de construcción y puesta en órbita del satélite, incluida la integración y lanzamiento desde España, ha supuesto Un coste adicional de un 20% sobre el precio de lanzamiento desde Estados Unidos (dos millones de dólares a añadir a los 10 millones de dólares usuales).

El Pegasus es un cohete que va colgado de un avión Lockheed 1011 y despega en vuelo. Su diseñador es un ingeniero español, Antonio Elías, que creó con otros socios OSC para comercializarlo. El último fallo se debió a la descarga accidental, durante el lanzamiento, de una batería que proporciona la energía al sistema pirotécnico que produce la separación de los satélites (dos en ese caso) del resto del cohete. Al no poderse separar, los satélites, uno astronómico de la NASA y otro científico argentino, no alcanzaron su órbita y cayeron al mar. El INTA ha insistido en disponer de todos los informes sobre la causa del accidente antes de acordar la fecha del lanzamiento del Minisat.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de febrero de 1997