Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Médicos y sindicatos, divididos por la desaparición del plus de exclusividad

Mientras las organizaciones médicas se felicitan por haber desterrado en el Insalud el complemento de dedicación exclusiva (ver el PAÍS de ayer), otros colectivos sanitarios han puesto el grito en el cielo. CC OO ha anunciado que presentará una alternativa y la Federación de Asociaciones de Defensa de la Sanidad Pública (FASDP) alerta sobre sus consecuencias."Estamos radicalmente en contra", expuso Marciano Sánchez Bayle, presidente de la FASDP. "Se volverá al caos anterior a 1987 porque uno de los problemas que había era que quienes tomaban las decisiones en la sanidad pública tenían precisamente sus mayores intereses en el sector privado".

CC OO denunciará ante la mesa sectorial de Sanidad el contenido del acuerdo suscrito el pasado lunes entre la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) y del Insalud. Consideran que con ello este organismo ha hecho "dejación" de su obligación de planificar los recursos del sistema. Angeles Amador, ex ministra de Sanidad y diputada socialista, comparte esta opinión. "¿Qué empresa planifica sus necesidades en función de las apetencias personales de sus trabajadores?", planteó en relación con el hecho de que la exclusividad sea a partir de ahora optativa para los facultativos.

Como la CESM, el Consejo General de Médicos se felicitó por la medida. "La exclusividad ha sido un elemento distorsionador que no ha conducido a nada bueno", dijo su presidente José Fornes. "No se puede prohibir a nadie que trabaje libremente".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de enero de 1997