Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una exposición en Italia reúne los 'ex libris' cervantinos

La efigie de Miguel de Cervantes y los pasajes de El Quijote han servido a lo largo de los cuatro últimos siglos para ilustrar alrededor de dos millares de ex libris, esas estampas creadas a través de técnicas como la xilografía, que se pegan en la contracubierta de los libros para dar fe de quién es su propietario. La Biblioteca Nacional de Turín (Italia) expone hasta el próximo 8 de febrero 500 de esos grabados para conmemorar el 450º aniversario del nacimiento del escritor. Hay de todos los estilos, en varias técnicas y procedentes de los cinco continentes, aunque el país donde se han realizado más es Checoslovaquia. La imagen más frecuente es la de Don Quijote luchando contra los molinos de viento, que en una de las estampas han sido sustituidos por centrales nucleares.Las etiquetas proceden de las colecciones del italiano Gian Carlo Torre y los españoles José Herrero y Vicente Sánchez Montó. Este último es natural de la ciudad natal de Cervantes, Alcalá de Henares, y entre los ex libris que ha aportado a la muestra se encuentran cinco que él mismo encargó a distintos artistas para su uso personal. En uno de ellos, una xilografía del monje Oriol M. Divi, Don Quijote y Sancho observan desde una colina las murallas de la ciudad de Alcalá.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de enero de 1997