El fiscal general de Venezuela pide poder derogar la huelga de médicos

La radicalización de la huelga indefinida de los médicos venezolanos, que ya lleva doce días de paralización de los hospitales públicos, ha puesto contra la pared al Gobierno de Rafael Caldera, provocando un caos sanitario difícil de resolver. El fiscal general, Iván Darío Babell, ha solicitado ante los tribunales un recurso de amparo para derogar la huelga, al tiempo que la policía instruyó los expedientes para procesar penalmente a 15 médicos por igual número de muertes de pacientes.El presidente de la Federación Médica Venezolana, Fernando Bianco, que agrupa a los 27.000 huelguistas, advirtió que las persecuciones y encarcelamientos de los médicos de la sanidad pública ha radicalizado el conflicto, solidarizando a los 60.000 afiliados del sector sanitario y a otros gremios de profesionales en la lucha por sus reivindicaciones salariales. Los médicos ganan 18.000 pesetas mensuales y piden un aumento de 125.000, pero la Administración sólo les puede ofrecer 62.000 pesetas.

La Conferencia Episcopal venezolana condenó la actitud de los médicos, aún cuando reconoció que ganan bajos sueldos. Los ministros y los gobernadores de las 23 provincias han hecho reiterados llamamientos para que los médicos se reincorporen a los servicios de emergencia.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS