Chernomirdin dice que el Kremlin pagará la deuda de la Rusia zarista

En vísperas de un viaje a París, el jefe del Gobierno ruso, Víctor Chernomirdin, alimentó ayer las esperanzas de las reivindicativas asociaciones de franceses que poseen obligaciones emitidas por la Rusia zarista entre 1822 y 1918 y rechazadas por la Rusia soviética durante más de setenta años. "Pagaremos las deudas", manifestó el jefe del Gabinete ruso en respuesta a una pregunta de la agencia Interfax sobre el pago de los empréstitos internacionales zaristas.Rusia acaba de lanzar con éxito al mercado internacional la primera emisión de bonos del Estado (por valor de 1.000 millones de dólares al 9,25% y por cinco años) desde la Revolución de Octubre de 1917 y tiene la intención de continuar esta práctica.

La salida de Rusia a los mercados financieros ha dado actualidad a las antiguas obligaciones que habían sido emitidas por decenas de ciudades, bancos y fábricas de Rusia y que gozaron de gran popularidad en Francia. De los 30 millones de obligaciones iniciales, quedan en la actualidad unos 4 millones que se concentran en manos de 400.000 personas, en su mayoría pequeños accionistas. En total, la deuda se valora en 160.000 millones de francos (unos 4 billones de pesetas), de los cuales 40.000 millones corresponden al valor de las obligaciones y el resto son intereses.

Los acreedores franceses han confiado en que el tema se resuelva durante el viaje de Chernomirdin a Francia. Desde París, el ministro de Relaciones Económicas Exteriores, Oleg Davídov, afirmó ayer que el Gobierno ruso no quiere demorar la decisión de amortizar las obligaciones del empréstito zarista. Las asociaciones de acreedores amenazaron con boicotear las nuevas emisiones de bonos rusos.

Por otra parte, Chernomirdin se negó ayer a aceptar la factura de un mínimo de 130.000 millones de dólares (16,9 billones de pesetas) que los independentistas chechenos quieren pasar a Rusia en concepto de compensaciones por los daños causados por la guerra. El jefe del Gobierno salió al paso ayer de las críticas que ha causado en sectores de la oposición y también en ámbitos militares el decreto del presidente de Rusia, Borís Yeltsin, para retirar a las tropas, rusas de Chechenia y el acuerdo gubernamental con los independentistas, firmado el pasado sábado.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS