Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Israel lanza una campaña de detenciones contra palestinos integristas en Cirjordania

Fuerzas de seguridad israelíes continuaron ayer su campaña de detenciones en un intento por desarticular las células de extremistas palestinos que han jurado reanudar sus ataques contra Israel. Según informes divulgados ayer, más de 30 supuestos militantes de la Yihad Islámica han sido capturados en Cisjordania.Portavoces palestinos dijeron que por lo menos 14 residentes de Hebrón fueron capturados en las redadas iniciadas el lunes. Dos de ellos fueron detenidos cuando trataban de enviar un fax a la sede de la organización en Damasco. Los demás lo fueron en los predios de la Universidad Islámica de esa ciudad, actualmente en el centro de la tensa controversia palestino-israelí por la falta de un acuerdo para el repliegue parcial de las tropas de Israel a cargo de la protección de los 450 colonos judíos atrincherados allí desde 1969.

Citando a una alta fuente política, el diario Haaretz dijo ayer que el Gobierno israelí está preocupado por lo que califica de "el advenimiento de una nueva forma de terrorismo". "El peligro de ninguna manera ha pasado. Vivimos bajo la sombra del peligro perpetuo, de una forma sofisticada de terrorismo activado por factores foráneos", agregó la fuente, aludiendo a Irán.

La campaña de detenciones coincide con crecientes demandas palestinas para que Israel ponga en libertad a los aproximadamente 5.000 presos políticos, muchos de los cuales han amenazado con declararse en huelga de hambre. Al mismo tiempo ha puesto en guardia a las diversas organizaciones de derechos humanos que en los últimos días han intensificado sus protestas a raíz de la virtual legalización de la tortura en Israel tras una polémica sentencia del Tribunal Supremo y la divulgación de un vídeo que muestra a policías israelíes propinando palizas a seis jóvenes palestinos detenidos en un puesto de control en Cisjordania.

Nuevos asentamientos

Sin embargo, la atención de israelíes y palestinos se volcó ayer hacia otra área de conflicto potencialmente violento. Decenas de palestinos trataron de impedir el acceso de tractores israelíes a una colina cerca de Belén donde los colonos judíos del asentamiento de Efrat proyectan construir nuevas casas con plena aprobación del Gobierno derechista de Benjamín Netanyahu.

La política de expansión de asentamientos judíos no sólo va contra el espíritu de los acuerdos de Oslo, sino que está siendo criticada por Estados Unidos, principal benefactor de Israel. Respondiendo a una declaración de la Secretaría de Estado norteamericana en el sentido de que la expansión de las colonias no hace sino aumentar las tensiones regionales, el portavoz de Netanyahu, David Bar llán, dijo que esos proyectos son justificados, pues "obedecen al crecimiento natural" de las 144 comunidades judías entre los aproximadamente dos millones de palestinos de Cisjordania y, Gaza.

[El presidente palestino, Yasir Arafat, acusó ayer en París a Israel de asfixiar económicamente a los territorios autónomos palestinos debido al cierre de fronteras decretado por Israel el pasado febrero, informa Reuter].

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de noviembre de 1996

Más información

  • Más de 30 arrestados, la mitad en Hebrón