Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL 'CASO GAL'

Roldan dice ahora que Corcuera también le ordenó secuestrar al grapo Cela Seoane

El ex director general de la Guardia Civil Luis Roldán modificó ayer su versión inicial sobre el secuestro del grapo Jesús Cela Seoane, ocurrido en las proximidades de La Coruña en 1990. En su primera declaración ante el juez Baltasar Garzón, Roldán sostuvo que el ex secretario de Estado Rafael Vera le ordenó la operación, que habría sido realizada por guardias civiles, con el conocimiento del ex ministro del Interior José Luis Corcuera. Ayer, en cambio, afirmó que las órdenes procedieron tanto de Vera como de Corcuera. Ambos quedaron en libertad sin ningún tipo de medidas cautelares.

Corcuera y Vera, cada uno por separado, mantuvieron que todo lo afirmado por Roldán es falso y que éste les acusa por "pura maldad", para perjudicarles. Ante las radicales contradicciones entre la versión de los dos ex altos cargos y la de Roldán, se celebraron sendos careos, en los que el ex director de la Guardia Civil, preso en la cárcel de Brieva (Ávila), insistió en que, la operación fue realizada por guardias civiles dirigidos por el teniente Pedro Gómez Nieto -jefe del grupo Omega o Patas negras, creados por Roldán- para obtener del grapo Cela Seoane la información que tuviera sobre el paradero de otros terroristas de la banda. El secuestro tuvo una duración de unas ocho o diez horas, hasta que los agentes se convencieron de que Cela no sabía nada.Roldán mantuvo que Vera dio las órdenes para que se realizase la operación; la novedad estuvo en que afirmó que también Corcuera ordenó el secuestro. Hasta ahora Roldán sólo acusaba al ex ministro de tener conocimiento del hecho. Vera se negó a carearse con Roldán, si bien mantuvo su versión de los hechos, y en esta ocasión no llamó sinvergüenza a su ex subordinado como hizo en un careo anterior entre ambos.

Corcuera tampoco mantuvo un intercambio verbal con Roldán, como suele hacerse habitualmente en los careos, sino que cada uno por su lado se mantuvo firme en la ratificación de sus declaraciones.

Aunque los testimonios de Corcuera y Vera se produjeron en calidad de imputados, ambos quedaron en libertad sin ningún tipo de medidas cautelares, puesto que el fiscal no las solicitó. Ni siquiera se celebró la vistilla a que obliga la ley a estos efectos. A la salida del juzgado, Vera afirmó sobre las manifestaciones de Roldán: "Para mí son todo mentiras, patrañas que lo que tratan es de perjudicar a una serie de personas para salpicar a los demás. No son fantasía, son maldad". "Si las declaraciones de Roldán no son tenidas en cuenta en otras instancias judiciales", agregó, "sorprende que en esta instancia las tengan en cuenta". En relación con las informaciones sobre el secuestro, torturas y violación de un testigo protegido del caso Lasa-Zabala, Vera dijo: "Creo que con el tiempo iremos descubriendo toda esta historia porque me parece muy peligroso lo que está pasando. En alguna ocasión habrá que desenmascarar lo que yo llamo el GAL informativo. Vera no facilitó más explicaciones al respecto.

Daño irreparable

Corcuera, por su parte, declaró: "No tengo ni la más remota idea [del secuestro de Cela Seoanel]". Respecto al GAL informativo, destacó: "Yo creo que hay cosas que no tienen remedio. He sido casi seis años ministro del Interior, pero cuando se viene aquí de la forma en que se viene, el daño es irreparable".El juez Garzón ordenó la expulsión de los periodistas de la planta en la que se ubica su juzgado alegando tener citados a testigos protegidos -Vera, Corcuera y Roldán comparecían como imputados-. Sin embargo, el magistrado permitió la presencia de familiares y amigos de varios de los presuntos narcos implicados en la Operación Balcanes a los que saludaban cuando acudían a declarar en el juzgado número 6, situado en la misma planta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de noviembre de 1996

Más información

  • El ex ministro y Vera desmienten en los careos, la versión del ex director de la Guardia Civil