Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La juez rechaza una querella del fiscal sobre la plaza de Oriente por inexistencia de delito

/J. A. HERNÁNDEZNo hay delito. Una querella presentada ante un juzgado por la Fiscalía de Madrid por los destrozos causados por las obras en la plaza de Oriente se ha quedado, de momento, en agua de borrajas. La titular del Juzgado de Instrucción 20 de Madrid, Guadalupe de Jesús, ni siquiera la ha admitido a trámite. Entiende que los hechos que se exponen en la denuncia no constituyen delito y carecen de base jurídica. La fiscalía ha recurrido.

La Fiscalía de Madrid, que dirige Mariano Fernández Bermejo, no está de acuerdo con la decisión de la magistrada y ha presentado un recurso ante la Audiencia Provincial de la capital.La querella fue presentada a finales del pasado mes de octubre, y en ella el fiscal imputa a los responsables de las obras un delito contra el patrimonio histórico y otro de denegación de auxilio a la justicia, según fuentes cercanas a la investigación. La Audiencia de Madrid, y en concreto su Sección Tercera, que preside Félix Alfonso Güevara, deberá dictaminar ahora si el rechazo de la querella es o no acertada y si, como sostiene la magistrada, ésta carece de fundamentación jurídica.

Entorno protegido

En fuentes de la Fiscalía de Madrid se temía esta posibilidad, de ahí que en todo momento llevase con sumo sigilo tanto el desarrollo de la investigación como la presentación de la querella. Y todo ello debido a la dificultad de encajar en el Código Penal la conducta de los responsables y ejecutores de las obras. "La plaza de Oriente y su entorno patrimonial están protegidos por normas de carácter general, pero no específicas", aseguran fuentes jurídicas.

Estas fuentes no han podido precisar en qué se ha basado la Fiscalía de Madrid para incluir en la querella, además del delito contra el patrimonio histórico, otro de denegación de auxilio a la justicia. "Supongo", explican las citadas fuentes, "que han pedido informes sobre las obras de la plaza de Oriente para desarrollar la investigación, y que no les han sido facilitados, pero ésto es solo una conjetura que se deduce de ese delito".

La decisión de la juez De Jesús de rechazar la querella supone un jarro de agua fría para la Fiscalía y un alivio para el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Madrid, del Partido Popular. Pero un alivio momentáneo. La Audiencia de Madrid tardará varias semanas en tomar una decisión. La que rella que presentó el fiscal incluía varios informes periciales, encomendados a profesores universitarios, que revelan que las obras han dañado gravemente el patrimonio de la zona.

Casa del Tesoro

En concreto, según los peritos, las excavadoras han destrozado los muros de la Casa del Tesoro (siglos XVI y XVII), cuya polémica fue precisamente el detonante de la investigacíon del fiscal, y vestigios de otros edificios del siglo XVI, todo ello de gran valor histórico. "Lo arrasado en esta plaza es un conjunto monumental del siglo de Oro", concluye el informe de los peritos.

Desde el inicio de la polémica suscitada por la plaza de Oriente, tanto el alcalde, José María Alvarez del Manzano, como el concejal de Obras, Enrique Villoria, han mantenido que lo arrasado por las excavadoras en el subsuelo de la plaza no tenía valor".

El Ayuntamiento de Madrid se juega mucho con esta obra tan, polémica, pues ha destinado 4.500 millones de pesetas a la reforma del subsuelo de la plaza, de Oriente. El objetivo, en el que las excavadoras llevan dos años, desde septiembre de 1994, es construir un túnel debajo de la calle de Bailén y un aparcamiento para 470 coches y 25 autocares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de noviembre de 1996

Más información

  • El ministerio público ha presentado un recurso ante la Audiencia Provincial