Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alerta en México por la explosión del volcán Popocatépetl

El Popocatépetl, uno de los contados volcanes activos del mundo, volvió el lunes a crear intranquilidad. Situado en las proximidades de la ciudad mexicana de Puebla, El Gigante Dormido, nombre que recibía de los pobladores prehispánicos esta impresionate montaña de 5.452 metros de altura, llegó a lanzar el lunes una impresionante fumarola de ceniza y vapor que, según los expertos alcanzó en algún momento casi los cuatro kilómetros más allá de su cráter.La explosión tuvo una corta duración. Sólo ocho minutos bastaron para que se formara la impresionate columna de humo que, durante varias horas, coronó al volcán. El Popocatépetl, cuya última erupción de lava se remonta a 1927, es permanentemente vigilado por un centro de prevención de desastres. Este centro no modificó el lunes la bandera de alerta volcánica, que siguió siendo amarilla, color de a normalidad.

Según los expertos, la causa principal de la explosión fue una acumulación de presión interna pero que las tres actividades -sísmica, geodésica y geotérmica- deparaban normalidad. Lo que no se pudo evitar fue la lluvia de ceniza que se extendió por algunas poblaciones limítrofes empujada por los fuertes vientos que ayer sacudían a la zona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de octubre de 1996