Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
UNIVERSIDAD

Juicio en Granada a la ineficacia de los consejos sociales

El secretario del Consejo de Universidades, Francisco, Michavila, reconoció ayer en, Granada que el balance de los consejos sociales (órganos de participación y control sociales en la Universidad) en sus catorce años de existencia ha sido "pobre". A su juicio, los consejos se han centrado sobre todo en el control económico de las universidades. "Si sólo sirven para eso yo me replantearía su existencia", dijo. Michavila participó en unas jornadas con los presidentes y los secretarios de los consejos sociales españoles. La autocrítica al papel jugado por estos órganos fue casi unánime. El presidente del de Granada, José María Quintana, reconocio que sus propios componentes "hemos dudado de su eficacia a causa de la escasa confianza que hemos recibido de la sociedad; ese clima ha abortado muchas iniciativas". Según Michavila, la renovación de los consejos debe ir acompañada de una modificación de todos los órganos de gobierno de las universidades. Por su parte, el consejero andaluz de Educación, Manuel Pezzi, pidió "un esfuerzo para ser el nexo entre la sociedad y la Universidad".

Un paso adelante

"La constitución de los consejos", afirmó Michavila, "fue sin duda un paso adelante, pero con la experiencia acumulada en todos estos años y su evolución jurídica, es decir, teniendo en cuenta el recorte de las competencias, están obligados a atribuirse más papeles". Michavila aseguró que se -pueden acometer nuevos retos. "Se trata de implicar a todos los agentes sociales", dijo. "La universidad de los setenta y los ochenta luchaba principalmente por su autonomía y por una serie de valores como la democracia interna y externa, y la investigación. Esos planteamientos ya no son actuales. Hoy se piensa en un sistema universitario diversificado, en el que cada universidad acentúe aquello que más le interese, en un sistema competitivo donde los retos de calidad han superado a los cuantitativos". El secretario del Consejo de Universidades señaló que los consejos sociales son un factor determinante para acabar con el desbarajuste entre la formación universitaria y la demanda laboral. Abogó por aproximar el contenido de los estudios a 14 demandas de los sectores productivos representados en los- consejos sociales y por potenciar las enseñanzas prácticas. "Estas cuestiones", añadió, "centran hoy los debates en los países de la Unión Europea (UE). Para que fructifiquen, es menester conseguir una homologación que alcance no sólo a los títulos sino también a los requisitos para ejercer una profesión".La evaluación continua de la calidad de la enseñanza para reforzar la confianza entre los países comunitarios fue otra de las actuaciones que planteó Michavila.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de octubre de 1996