Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una muestra resume el arte español de los noventa con 40 creadores

Victòria Combalìa presenta la selección en L'Hospitalet

¿Quiénes son? y ¿qué hacen? son las dos preguntas centrales que intenta contestar la exposición Arte español para el fin de siglo que esta noche se inaugura en el centro cultural Tecla Sala de L'Hospitalet (Barcelona). Decir quiénes son es relativamente sencillo: artistas españoles cuyas edades oscilan entre los 30 y los 50 años que, a juicio de la comisaria y directora del centro, Victòria Combalía, pueden considerarse de los mejores o más representativos de una generación que ha tomado el relevo a la de Tápies, Chillida, Saura o Arroyo.

Desde los imprescindibles Barceló, Sicilia y Susana Solano hasta los más nuevos, como Eulalia Valldosera, Natividad Bermejo, Joan Cardells y Toni Serra. Lo que hacen, en cambio, es mas difícil de explicar. Pintura, escultura, vídeo, instalaciones y objetos artísticos son algunos de los medios utilizados, pero no hay movimientos ni estilos que unifiquen los lenguajes más allá de la intensidad o personalidad de cada creador.La exposición, por su carácter de selección personal de la comisaria, no rehúye la polémica ni el riesgo. "No me interesa la moda", afirma Combalía. "Creo que en el arte contemporáneo hay que asumir el riesgo de decir lo que gusta y lo que no". Pese a ello, la comisaria asegura que no quiere promocionar ninguna tendencia ni estilo "como pasó en algunas delas colectivas de arte español organizadas,en los. ochenta" y su intención es que, "además de una selección personal, sea también una muestra representantiva de lo que pasa actualmente".

Pese a que el montaje no está organizado de forma temática o, cronológica, Combalía ha intentado en el catálogo clasificar someramente los diferentes lenguajes que utilizan estos artistas. En el capítulo de "abstractos líricos", por ejemplo, puede englobarse el trabajo de Broto, Xavier Grau, el último Miquet Ángel Campano y Juan Uslé. Las obras-de García-Sevilla, Frederic Amat o Charo Pradas, en cambio, tendrían en común una cierta búsqueda de universos personales y simbólicos. Sicilia y Barceló comparten una peculiar interpretación de la tradición pictórica en la que también se incluyen los trabajos de Pérez Villalta. Otro grupo, en el que figuran Rogelio López Cuenca, Alberto Peral y Joan Leandre, analiza crítica mente el lenguaje artístico y el, de los medios. El arte político está representado en los objetos de Francesc Torres y en la instalación Madre Patria 1492-1992, de Esilier Ferrer.

El arte realizado por mujeres Alicia Martín, Carmen Calvo, María Zárraga...- merece un apartado ya que, según Combalía, ésta ha sido una de las principales, novedades del arte de las, últimas décadas y se caracteriza, además, por una intensidad simbólica y expresiva muy acusada. En algunos casos, afirma Combalía, las artistas "dicen la cosas de una manera muy intensa y,se puede aventurar que su discurso encama, frente a una mayor intelectualización de los creadores masculinos, la búsqueda de la capacidad simbólica y expresiva del arte".

Escultura

En el campo de la escultura, Combalía ha seleccionado a artistas que en su opinión, ironizan sobre el lenguaje de las van guardias clásicas, desde Sergi Aguilar a Pellu Irazu, pasando por Miquel Navarro y Jordi Colomer. Por último, en el ca pítulo de "emotivos", se agrupan artistas como Carlos Pazos y Dis Berlin, que utilizan poéticamente objetos o imágenes cotidianas para realizar una versión poética de estados de ánimo.La exposición, abierta hasta el 15 de enero, se presentará después en las Atarazanas de Valencia y está negociándose su itinerancia en Viena y Praga.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de octubre de 1996