Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kennedy rechazó atacar a Cuba durante la crisis de los misiles de 1962

El asesinado presidente de Estados Unidos John Kennedy, rechazó atacar a Cuba, cómo le aconsejaban sus asesores militares, durante la crisis de los misiles con la Unión Soviética en 1962, según grabaciones secretas divulgadas ayer en Boston (Massachusetts).El 19 de octubre de ese año, días antes del anuncio del bloqueo naval a Cuba, el presidente Kennedy se opuso radicalmente a un ataque aéreo sobre la isla porque esa acción, según afirmó, daría a los soviéticos "luz verde" para invadir Berlín por completo.

Coincidiendo con el 34º aniversario de aquellos hechos que conmocionaron al mundo, la Biblioteca Kennedy de Boston hizo públicas ayer grabaciones secretas de 15 horas y 19 minutos de duración sobre las reuniones del presidente y sus principales colaboradores en la Casa Blanca, en relación a los misiles que Moscú había enviado a la isla caribeña.Esas cintas magnetofónicas incluyen las sesiones que se desarrollaron en el Despacho Oval y otros salones de la, Casa Blanca entre el 18 y el 29 de octubre de 1962, que sé sucedieron después de que el espionaje estadounidense detectara que la Unión Soviética estaba instalando armas nucleares en Cuba.En una reunión de Kennedy con el Alto Estado Mayor y el secretario de Defensa, Robert McNamara, celebrada el 19 de octubre de aquel año, el asesinado presidente llegó a la conclusión de que un ataque aéreo contra Cuba podría dar motivos a Moscú para invadir toda la ciudad de Berlín.

Kennedy decidió un bloqueo naval contra Cuba el 23 de octubre de 1962, y en esa ocasión, según las grabaciones hechas públicas ayer a raíz de peticiones basadas en las leyes federales estadounidenses sobre la libertad de expresión, el gobernante estadounidense temía no poder controlar las consecuencias últimas de su actuación. "Lo que estamos haciendo es arrojar una carta sobre la mesa en un juego que no sabernos cómo concluirá", afirmó el presidente aquel día de octubre.

El entonces jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Aéreas norteamericanas, el general Curtis LeMay, firme partidario de la intervención armada contra el despliegue atómico de la Unión Soviética en el Caribe, comparó la decisión de emprender el bloqueo naval á Cuba con la debilidad de los países europeos ante la Alemania nazi en el periodo anterior a la II Guerra Mundial.

Sin embargo, todavía quedan zonas de sombra en la historia de la crisis de los misiles. Un total de 27 minutos de las grabaciones de la Casa Blanca han sido borradas, por razones de seguridad, en las cintas que fueron difundidas ayer por la Biblioteca John F. Kennedy de Boston.La crisis de los misiles entre Washington y Moscú finalizó el 28 de octubre cuando el líder soviético Nikita Jrushev, aceptó retirar los misiles con ojivas nucleares del territorio de la isla de Cuba.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de octubre de 1996

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información

  • Salen a la luz cintas secretas de la Casa Blanca