La Comisión de Valores exigirá que la compra de acciones de Azucarera se haga por OPA

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) obligará a Caja Salamanca, Ebro Agrícolas y Mercasa a presentar una oferta pública de adquisición de acciones (OPA) si ejecutan los acuerdos que tienen con el BCH para adquirir el 49,9% del capital de Sociedad General Azucarera. Para evitar esta circunstancia, la Comisión Delegada para Asuntos Económicos del Gobierno tendría que declarar que dicha venta obedece a una reestructuración del sector - azucarero español, algo a lo que el Ministerio de Agricultura no pone mayores objeciones.

La CNMV está a la espera de recibir la información relevante que ha solicitado a Caja Salamanca, Ebro Agrícolas y Mercasa "sobre las ofertas presentadas por cada uno de ellos al Banco Central Hispano (BCH) para comprarle el 24,9%, 21% y 4%, respectivamente, de las acciones que posee en Azucarera, para pronunciarse sobre si hay que proceder a la oferta pública.La decisión, que podría tomarse en un próximo Consejo del organismo supervisor, si antes no la exceptúa el Gobierno, tendrá la particularidad de que no contará con el voto del nuevo presidente del organismo supervisor, Juan Fernández-Armesto, quien ha decidido ausentarse de la deliberación y posterior votación de este asunto. La razón no es otra que la presencia del bufete de abogados Uría & Menéndez -ugar de procedencia del actual presidente de la CNMV-, como asesor de Caja Salamanca. "Ha decidido abstenerse y que su postura conste en el acta de la reunión" aseguran fuentes oficiales de la CNMV.

Para el organismo supervisor -aunque cada caso se analiza de forma individualizada-, las compras simultáneas de acciones, al mismo precio y que suponen cambios de control en una empresa representan una actuación concertada aunque los compradores sean varios y, en consecuencia, la OPA es obligatoria.

Esta es la tesis que parece se impondrá en el Consejo de la CNMV si finalmente llega a tratar el acuerdo alcanzado entre Caja Salamanca, Ebro Agrícolas y Mercasa con el BCH. En consecuencia, los compradores deberán realizar una OPA que posibilite a todos los accionistas de la empresa vender sus acciones al mismo precio que el acordado con el BCH, es decir a 5. 100 pesetas por acción. Dado que el porcentaje que vende el banco es inferior al 50%, la oferta deberá ser como mínimo por el 75%.

A buen seguro que pesarán en la decisión de la CNMV antecedentes tales como la OPA que tuvieron que formular en enero de 1992 ENDESA y Unión Fenosa sobre Saltos del Nansa o la sanción impuesta en 1994 a siete miembros de la familia Serratosa por comprar de forma individual paquetes de acciones de Inmobiliaria Electra, que sumados rebasaban los límites del 25% del capital.

Además de la información solicitada a las partes el organismo que preside Juan Fernández Armesto ha mantenido contactos con el Gobierno en un intento por conseguir que por acuerdo de la Comisión Delegada se considere la operación en el ámbito de -una reorganización del sector azucarero, lo que supondría la anulación inmediata de la obligación de lanzar una OPA, pues la propia normativa contempla esta posibilidad -no utilizada hasta ahora- como una excepción. Fuentes próximas al Ministerio de Agricultura aseguran que la titular del departamento no tendría inconveniente alguno en llevar la propuesta a una próxima reunión de la Comisión, todo antes de que cualquier inconveniente perturbe el acuerdo inspirado por su Ministerio. A mediados del mes de septiembre pasado la Comisión Delegada ya dio su "enterado" a la operación, requisito preceptivo al participar en ella una empresa pública,aunque sin incluir la citada matización.Prácticamente un mes después de que se hicieran públicos los acuerdos no se ha hecho efectiva la compra de ninguna de las participaciones comprometidas con el BCH. Sí se ha producido, en cambio, -una aproximación, prácticamente milimétrica, del valor de cotización de las acciones en bolsa al valor fijado por el BCH para su venta. Concretamente, desde primeros de septiembre hasta el pasado día 15 la acción de Azucarera pasó de 4.300 pesetas a 5.130 pesetas, en una escalada continua apoyada en pequeñas compras en Bolsa.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS