Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Masud arrebata a los talibanes la primera base aérea de Afganistán

La principal base aérea de Afganistán, la de Bagram, a 60 kilómetros al norte de Kabul, fue conquistada ayer por las tropas del general Ahmed Sha Masud, jefe militar del Gobierno depuesto. Los talibanes pierden así la ventaja de la superioridad aérea y un cruce de caminos esencial para su aprovisionamiento desde Pakistán.Sin Bagram, la defensa de Kabul será mucho más complicada. Para evitar el baño de sangre que se avecina sobre la capital, que deberá ser tomada casa por casa, Masud propuso ayer que los talibanes abandonen la ciudad y que ésta pase a ser administrada por las Naciones Unidas. El Gobierno talibán, que aún no ha reconocido la pérdida de Bagram, tampoco ha respondido a la oferta del León del Panshir.

En la conquista de Bagram han participado unidades del general uzbeko Abdul Rashid Dostum, que tras mantener en los últimos días algunas negociaciones con los talibanes ha entrado en guerra abierta contra ellos. El Ejército de Dostum, que controla seis provincias al norte de Afganistán, está muy bien pertrechado. Sus suministros militares llegan de los países limítrofes de la antigua "SS, sobre todo de Uzbekistán.

También se produjeron ayer duros combates cerca de Charikar, una estratégica localidad a 50 kilómetros al norte de Kabul. Los talibanes atacaron con granadas de mortero a las fuerzas de Dostum, que hace dos días se habían sumado a las de Masud para defender esta posición. El ataque contra Dostum supone el fin de las negociaciones auspiciadas por Pakistán, el único apoyo exterior de los integristas talibanes, quienes en su radicalismo han logrado unir a Masud y Dostum, rivales desde 1994.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de octubre de 1996