_
_
_
_

España e Italia intentan coordinarse para la entrada en la moneda única europea

Forzar juntos la entrada en la moneda única en las mejores condiciones posibles. El vicepresidente Rodrigo Rato y el titular italiano del Tesoro y Presupuesto, Carlo Ciampi, tienen previsto explorar la oportunidad de que los Gobiernos de España e Italia se coordinen para intentar acceder juntos al euro o, de lo contrario, hacer frente común para que los países que ingresen en la tercera fase de la unión monetaria no puedan penalizar a los que queden excluidos reduciéndoles las ayudas de las que se benefician, según indican fuentes diplomáticas.

Más información
Miedo a la competencia desleal

Hoy y mañana se celebrará en Valencia una cumbre hispano-italiana a la que asistirán los jefes de Gobierno de ambos países, José María Aznar y Romano Prodi, así como sus ministros de Economía, Asuntos Exteriores, Defensa, Interior e Industria.Interrumpidas varios años a causa de las turbulencias políticas que atravesó Italia, estas reuniones se reanudaron el año pasado y tanto Roma como Madrid declaran que están empeñadas en que tengan continuidad.

En las tres semanas que han precedido a la cita valenciana, el ministro italiano de Exteriores, Lamberto Dini, se ha pronunciado por alargar los plazos de introducción de la moneda única; el Vicepresidente del Gobierno, Walter Veltroni, ha estimado que los criterios de Maastricht para, disfrutar del euro eran demasiado severos y Prodi ha solicitado que el tratado sea "interpretado en un ambiente de solidaridad europea" y que se prevean "etapas especiales, intermedias y breves" para que algunos Estados no queden descolgados del proyecto.

Parar el reloj

Estas ideas coinciden en buena medida con las esgrimidas por el jefe de la diplomacia española, Abel Matutes, que en una entrevista publicada en EL PAÍS el 6 de mayo afirmaba que le parecía "razonable parar el reloj de la unión monetaria para que algunos más podamos subirnos al carro".Tres meses antes, el predecesor en el cargo de Matutes, el socialista Carlos Westendorp, había formulado la misma revindicación para que , dijo, España e Italia puedan estar así en la moneda única. Rato rectificó días después las declaraciones de Matutes.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Aunque los datos macroeconómicos de Italia son algo peores que los de España, ambos países se encuentran, a grandes rasgos, en la misma situación para afrontar el reto. A pesar del esfuerzo que lleven a cabo, "es probable que pierdan el tren de la unión monetaria si sale puntual y no se modifican ligeramente las condiciones para subirse a bordo", explica un alto funcionario de la Comisión Europea.

El euro empezará a ser introducido en 1999, pero la decisión sobre quiénes podrán hacerlo la tomará el Consejo Europeo que tendrá lugar en la primavera de 1998 y lo hará en base al cumplimiento en 1997 por los Estados miembros de los requisitos fijados en Maastricht.La similitud de las dificultades que tienen España e Italia para estar en el pelotón de cabeza "ha incitado a Rato y Ciampi a mantener una conversación exploratoria en la que analizarán las posibles ventajas de coordinarse", señala una fuente diplomática que ha estado asociada a la preparación de la cita en Valencia.

"Ello no quiere decir que se vaya a elaborar ya una estrategia para actuar conjuntamente, y menos ahora", añade la misma fuente.Todas las fuentes oficiales niegan ya de antemano rotundamente que el Gobierno español haya barajado la posibilidad de constituir un frente común con Italia.

Cumplimiento

Ramón de Miguel, secretario de Estado de Política Exterior, lo reiteró el viernes ante la prensa. "Descarto cualquier acuerdo de esa índole", dijo. "Sería heterodoxo y supondría mandar un mensaje erróneo a los mercados". "Somos un país serio" que no se presta a ese tipo de mercadeos "y que cumplirá a tiempo las condiciones" estipuladas por la unión monetaria.El Ejecutivo presidido por José María Aznar no debe, sin embargo, tenerlas todas consigo de que pasará la criba que seleccionará dentro de año y medio a los buenos alumnos comunitarios que puedan disfrutar del euro. De ahí que el Ministerio de Economía trabaje también sobre la hipótesis de que España quede excluida del "paraíso monetario".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_