Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Manglano, imputado por el juez del 'caso Urigoitia'

El titular del juzgado número dos de San Sebas*tián, Justo Rodríguez, que investiga la muerte de la activista de ETA Lucía Urigoitia en un tiroteo con la Guardia Civil en Pasaia (Guipúzcoa) en 1987, ha citado como imputado al ex director general del servicio secreto Cesid Emilio Alonso Manglano.El magistrado justifica la citación de Manglano por la negativa del Gobierno de Aznar a desclasificar un documento del Cesid en el que se relata una supuesta manipulación de pruebas para ocultar las circunstancias que rodearon la muerte de Lucía Urigoitia, el 22 de julio de 1987.

El autor del documento, el ex jefe de la Agrupación Operativa del Cesid Juan Alberto Perote, declaró ante el juez de San Sebastián que se había basado para elaborarlo en una información "poco fiable".

Por su parte, el ex director de la Guardia Civil Luis Roldán dijo al juez que se planeó sustituir un proyectil y un chaleco antibalas, para que las pruebas coincidieran con la versión oficial, pero que finalmente no se hizo el cambio porque se comprobó que no era necesario.

El instructor del caso ha dictado una providencia en la que cita para el 29 de octubre a Emilio Alonso Manglano, "a la vista de la decisión del Consejo de Ministros de no desclasificar el documento del Cesid" que había solicitado el juez.

El juez ya había citado a declarar para este mes al ex secretario de Estado para la Seguridad Rafael Vera y al abogado Jorge Argote. Ambos fueron acusados por Roldán de haber tenido conocimiento del intento de manipulación de pruebas.

El juez Justo Rodríguez soficitó al Gobierno la desclasificación de un documento del Cesid del que posee ya una transcripción, que le fue facilitada por el magistrado de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, quien la incautó, junto a otros documentos secretos, en la celda dé Perote en la prisión militar de Alcalá de llenares (Madrid).

El Gobierno remitió al juzgado donostiarra un escrito en el que le informa de su negativa a desclasificar ese documento, adoptada en el Consejo de Ministros del pasado 2 de agosto.Igualmente, advierte al juez de que el documento en cuestión estuvo dos meses fuera de control, ya que era una de las 1.245 microfichas que se llevó Perote del Cesid y luego restituyó, por lo que pudo ser manipulado durante ese tiempo y no es posible comporbarlo al haberse destruido el original.

Por otro lado, la juez de instrucción de Madrid Ana Pérez Marugán, que investiga el caso de las escuchas telefónicas del Cesid, también ha citado a Manglano en calidad de imputado.

Al mismo tiempo, ha requerido al Ministerio de Defensa para que le facilite los escritos y microfilmes con las transcripciones de las grabaciones efectuadas por el servicio secreto entre los años 1984 y 1992.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de septiembre de 1996