Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

De Klerk pide perdón por los abusos del 'apartheid'

El ex presidente surafricano (blanco) Frederik de Klerk pidió perdón ayer ante la Comisión de la Verdad por los atropellos de los derechos humanos durante el apartheid, pero dijo que él nunca sancionó una ley para matar. "Comparezco sin vergüenza ni arrogancia, profundamente' consciente de mi responsabilidad", dijo ante el foro, que encabeza el arzobispo y premio Nobel de la Paz, Desmond Tutu.El actual presidente, Nelson Mandela, primer negro en el cargo, creó la comisión para cicatrizar las heridas del régimen racista y poner de manifiesto las sucias artimañas y el sufrimiento de la población durante esa etapa de la historia de Suráfrica, que concluyó en 1994.

Tras cuatro meses de escalofriantes testimonios de víctimas, en su mayoría negras, incluidos relatos de asesinatos y violaciones, la comisión empezó a escuchar ayer las versiones de los dirigentes políticos, mientras en la calle los manifestantes gritaban: "Apartheid nunca más".

"El Partido Nacional [el suyo] está preparado para admitir muchos errores del pasado", dijo De Klerk, "y se halla realmente arrepentido. Nos hemos puesto de rodillas ante Dios para orar por su perdón". Añadió: "Sobre las estrategias no convencionales del Gobierno, quiero dejar en claro que nunca incluyeron asesinatos, muertes, torturas, violaciones o asaltos. Tampoco las sugerí, ordené o autoricé, directa o indirectamente". De Klerk concluyó con un: "Hay que aceptar la importancia de la reconciliación, de perdonar y de ser perdonados".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de agosto de 1996

Más información

  • El ex presidente surafricano comparece ante la Comisión de la Verdad