Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Eva Lesmes bucea en las diferencias entre los sexos en su primer filme

¿Qué ocurriría si el alma de un hombre tuviera que ocupar el cuerpo de una mujer durante unos días, y viceversa? La respuesta a esta pregunta está en Pon un hombre en tu vida, primer largometraje de Eva Lesmes (Gijón, 1961), que llega mañana a las pantallas.Con Toni Cantó y Cristina Marcos en los papeles principales, la película narra en clave de humor las consecuencias de un accidentado intercambio de almas entre dos personajes de distinto sexo. "No he querido hacer una película sobre la guerra de sexos, sino más bien sobre la reconciliación entre hombres y mujeres. La historia habla precisamente de lo que unos y otros podemos aportamos mutuamente. Es un viaje al interior del otro, un descubrimiento de la parte masculina y femenina que todos llevamos dentro", comentó ayer la directora durante la presentación del filme.

Según Lesmes, lo más difícil de este trabajo fue encontrar el tono que hiciera creíble una historia de corte fantástico: "Había que mantener lo que yo llamo comedia física, con todos sus golpes de humor y sus gags, pero sin perder el equilibrio, evitando a toda costa caer en la farsa". Una opinión que también comparte Cristina Marcos, quien asegura que su carrera ha ganado en continuidad desde la concesión del Goya: "Fue un trabajo muy bonito pero muy complicado. Me dio vértigo meterme en la piel de un hombre, y encontrar el límite que lo hiciera creíble sin excederme". Para Toni Cantó, esta interpretación ha supuesto "un giro decisivo" en su carrera: "Ha sido todo un reto, sobre todo por ser mi primer papel como protagonista en un género tan difícil como la comedia".

Lesmes, que pertenece a una generación de cineastas que ella califica de "autodidactas", aprovechó el encuentro para manifestarse sobre la aplicación de nuevas medidas al sector anunciadas por el Gobierno: "Me parece absurda una política que va contra algo que está funcionando. Tendrán que recapacitar. Es fundamental que se respeten las cuotas de pantalla y el apoyo a los nuevos realizadores".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de agosto de 1996