Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GIJÓN

Baile de corrales

Es difícil ver tanta variedad en una tarde, y sin hablar de toreo, que resultó bueno, sino de toros, que si en algo se asemejaron, fue en la falta de fuerza.No fue tampoco la tarde de la esperada Cristina Sánchez, que con el peor lote demostró serias dificultades para centrarse y no digamos para matar (en ambos toros se temió el tercer aviso). Quizá en su primero hizo albergar esperanzas de su buen hacer pero pronto las dificultades la superaron. Al segundo, un manso de solemnidad, trató de dominarlo en su terreno pero pronto le fallaron las ideas. Ojalá el Bibio pueda volver a ver a la verdadera torera que los aficionados saben que es.

Pepín Liria tuvo momentos excelentes con el capote y estuvo por encima de sus adversarios, brillando especialmente en su segundo. Aunque sería de esperar que evitara este tipo de corridas en las que no puede demostrar su toreo poderoso.

Sayalero / Liria, Sánchez, Canales

Toros de Sayalero y Bandrés (uno sacrificado y dos rechazados en el reconocimiento); 1º y 5º flojísimos, y 3º de Sayalero y Monge, anovillado con casta. De Pedro y Verónica Gutiérrez, 4º y 6º,cómodos y manejables. De Carlos Núñez, 2º flojo y manejable.Pepín Liria: estocada tendida (ovación y salida al tercio); pinchazo sin soltar y estocada (oreja). Cristina Sánchez: pinchazo -aviso-, tres pinchazos -aviso- y seis descabellos (silencio); tres pinchazos -aviso- y cinco descabellos -aviso- (palmas y pitos). Canales Rivera: estocada (oreja); estoconazo (oreja). Pasa a la enfermería. Plaza del Bibio, 10 de agosto. 1ª de feria. Un tercio de entrada.

Canales Rivera, que sustituía a El Tato, demostró tener valentía, gusto y pundonor con el lote de mayor calidad, que no de trapío, pues el primero era un novillo impresentable. El segundo, que tenía más cuajo, lo arrolló, pero hay quien gritó en los tendidos: 'No ha podido pasarle nada', en referencia a la sospechosísima cornamenta del burel. Pero lo cierto es que el diestro padece un puntazo en la parte externa del muslo izquierdo de diez centímetros de profundidad y pronónostico menos grave.

Canales Rivera brindó su primer toro a un Soro visiblemente emocionado en los tendidos, acompañado de su peña.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de agosto de 1996