Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El espíritu de Martha Graham

El Festival de Edimburgo reserva tradicionalmente un lugar destacado para las últimas propuestas de la danza mundial clásica y moderna. En su cincuenta aniversario, el programa de este año sobresale por la presencia de Jiri Kylian y The Nederlands Dans Theater, que, además de presentar una nueva coreografía, llevará también a escena clásicos como su Sinfonía de los salmos. La Marta Graham Ballet Company bailará Radical Graham, un amplio programa basado en las extraordinarias Coreografías que su fallecida y genial directora creó en los años veinte, treinta y cuarenta.Una de las figuras más esperadas es la de Mark Morris, que viene acudiendo al Festival de forma consecutiva desde hace cinco anos y que ya ha logrado convertirse en todo un símbolo de la danza en Edimburgo. Precisamente se le ha encargado una coreografía especial para la ocasión a partir de una serie de madrigales de Monteverdi. Además de este estreno, su programa contempla también la arriesgada interpretación de Behemoth (sin acompañamiento musical), y sus espectáculos Diez sugerencias y El poder mundial.

Espíritu inicial

Para rememorar el espíritu del primer festival, la efeméride del cincuenta aniversario quiere recuperar en el apartado musical Un supervivente de Varsovia, de Schöriberg, y la Novena Sinfonía, de Beethoven, bajo la dirección de Donald Runnicles. Como cada año, algunas de las mejores orquestas mundiales se dan cita en un festival que, en esta ocasión, reserva ciclos especiales para dos compositores: Haydn y Brahins. El repertorio sinfónico del primero -del que se ofrecerán hasta 18 conciertos- correrá a cargo de la Orchestra of the Eighteenth Century que dirige Frans Bruggen.El pianista Andras Schiff, un veterano del Festival de Edinburgo, interpretará los conciertos para piano y orquesta de Brahms, así como su programa pianístico de música de cámara. Los visitantes también tendrán cita con la Orquesta Filarmónica de Nueva York, la Orquesta de Cleveland (la más autorizada de América en los repertorios de Mahler y Beethoven), o la Filarmónica de Oslo. La prensa británica de estos días destaca asimismo la expectación en torno al debú de Emmanuel Nunes y su sinfonía Ruf, así como la presencia en cartel del barítono Bryn Terfel y del compositor Gyqrgy Kurtag.

El director de Orquesta Claudio Abbado, que ya inauguró el año pasado este encuentro cultural, recuperará en esta edición la épica del tardío romanticismo de Schöriberg en sus Gurrelieder, mientras que, también de Schönberg, se ofrecerá su Pierrot Lunaire en una versión de la actriz Maddalena Crippa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de agosto de 1996