Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fuego cruzado contra Usabiaga

El industrial de Ordizia, Isidro Usabiaga, murió víctima de los cinco tiros que dispararon dos terroristas de ETA a cincuenta metros su casa. Los asesinos utilizaron la técnica del fuego cruzado, según confirmó ayer el consejero de Interior del Gobierno vasco, Juan María Atutxa, que lo definió como "un estilo más de matar utilizando dos armas".Usabiaga recibió cinco impactos, tres en el abdomen, uno en el muslo y otro en la cabeza, a pesar de lo cual no murió en el acto y permaneció tumbado en la calzada, desangrándose, durante unos 45 minutos antes de ser trasladado a un centro médico.

"Las pruebas del forense y periciales definirán mejor cómo se ha actuado en este brutal asesinato", dijo ayer Atutxa. Sin embargo, las pruebas de balística confirman la presencia de dos armas diferentes. Los terroristas forman parte de un comando legal, no fichado por la policía, cuyos integrantes previsiblemente viven y trabajan en el mismo pueblo de Ordizia o sus alrededores, y posiblemente con poca experiencia criminal.

Según las investigaciones de la Ertzantza los asesinos de Usabiaga pertenecen al mismo grupo que el domingo día 21 colocó nueve tubos lanzagranadas contracarro dirigidas a la casa cuartel de Ordizia. En aquella ocasión uno de los artefactos se quedó en el tubo y los otros ocho no impactaron en el objetivo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 31 de julio de 1996