Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ETA mutila con una bomba lapa a un ex cocinero del cuartel de la polcía de San Sebastian

ETA mutiló ayer con una bomba lapa al ex cocinero del cuartel de la policía en San Sebastián Albino Alfredo Machado Pires, de 35 años, padre de dos hijos. El artefacto, compuesto por un kilogramo de una sustancia explosiva todavía por determinar, estalló a las 9.15 en el barrio donostiarra de Larratxo, en el momento en que la víctima puso en marcha su vehículo. La explosión de la bomba lapa adosada a los bajos de su coche le arrancó parte del pie izquierdo y le provocó graves fracturas en el otro pie. La bomba es similiar a la que acabó en marzo pasado con la vida del ertzaina Montxo Doral en Irún.

Albino Alfredo Machado Pires, que trabajó en el cuartel de Aldapeta de San Sebastián hasta el pasado mes de enero como empleado civil de la contrata encargada del restaurante, nunca creyó que pudiera ser objetivo de ETA pese a que la descripción de su coche (un Volkswagen Golf rojo, matrícula SS-6650-AP) ha aparecido en varias ocasiones en los papeles incautados a la banda terrorista.La policía le previno nuevamente el pasado mes de marzo después de que el vehículo apareciera en la lista de objetivos que manejaba el presunto activista del comando Donostia Valentín Lasarte, detenido el 25 de marzo último en Oiartzun (Guipúzcoa).

Mientras era sacado del coche con las piernas ensangrentadas, Machado Pires repetía: "Dios mío, Dios mío, ¿por qué a mí, por qué me han hecho esto a mí?". Su mujer, que en el momento de la explosión se disponía a subirse al vehículo, indicó que su marido nunca creyó verdaderamente que ETA quisiera atentar contra él y que, en consecuencia, no había adoptado medida de precaución alguna.

Albino Alfredo Machado Pires, portugués de nacimiento, nacionalizado español, reside desde hace más de 12 años en San Sebastián y trabaja como cocinero en el Hospital Comarcal del Bidasoa de Irún (Guipúzcoa). Sus vecinos de la calle de Bertsolari Txirrita repetían indignados que la bomba pudo haber alcanzado igualmente a su esposa y a sus dos hijos, de tres y siete años, ya que la familia al completo se trasladaba en el coche casi todas las mañanas. Por fortuna para su esposa, el asiento del copiloto estaba ocupado en el momento de la explosión por dos uniformes de cocinero que la víctima pensaba llevar a su trabajo.

Con el tobillo izquierdo cercenado, el herido, vecino del barrio de Larratxo, fue atendido por su propia mujer y por varios vecinos que esperaban en la parada del autobús a unos 20 metros del lugar del atentado.

Una ambulancia de la Cruz Roja acudió a las llamadas de los vecinos 15 minutos más tarde. Poco después, el herido fue trasladado a la Residencia Nuestra Señora de Aránzazu donde ingresó con amputación traumática del pie izquierdo a la altura del tobillo. Los médicos que le operaron durante dos horas no temen por su vida. Y, aunque no descartan la práctica de otras intervenciones quirúrgicas, esperan salvar sus dos piernas.

El director general de la Policía, Juan Gabriel Cotino, y el delegado del Gobierno en el País Vasco, Enrique Villar, acompañados por el gobernador civil de Guipúzcoa, Angel Goya, visitaron a los familiares de Machado Pires en el hospital.

Todos los partidos vascos, con la habitual excepción de Herri Batasuna (HB), condenaron el atentado. El Partido Nacionalista Vasco de Guipúzcoa manifestó que "en Euskadi sobra ETA" y advirtió "a la banda terrorista y a sus satélites" que su estrategia "no sólo no va a tener éxito, sino que por el contrario sólo logrará para ellos el mayor de los desprecios de todos los ciudadanos y ciudadanas".

El G¡puzkoa Buru Batzar, la dirección guipuzcoana del PNV, criticó la actitud de HB, que "a través de su silencio en unos casos y con su griterío en otras, constituyen la mejor colaboración objetiva con los violentos". Eusko Alkartasuna, por su parte, dijo que "este tipo de actos sólo sirve para sembrar más dolor y deteriorar el tan deseado clima de convivencia y paz que reclama la inmensa mayoría del pueblo vasco".

Javier Madrazo, coordinador de IU en el País Vasco, aseguró que "los terroristas han intentado asesinar a un hombre que no ha cometido otro delito que sacar adelante a su familia y ganarse dignamente el sustento".

El dirigente de IU cree que ETA atentará indiscriminadamente durante el verano para recuperar el protagonismo perdido tras la oferta de diálogo de la Mesa de Ajuria Enea del pasado mes de junio. "El comunicado unánime del Pacto les ha dejado completamente descolocados y ahora pretenden cerrar filas entre sus fieles y demostrar su capacidad de asesinar", añadió Madrazo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de julio de 1996

Más información

  • La bomba es similar a la que acabó en marzo con la vida del 'ertzaina' Montxo Doral en Irún