Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Denuncias contra dos empresas de contratación de jóvenes en Logroño

La picaresca en torno a la necesidad de la juventud de buscar empleo ha hecho aflorar en La Rioja dos supuestos intentos de fraude cuyas víctimas son jóvenes parados. Por medio de un anuncio de prensa, una empresa lanza una oferta de trabajo. Los aspirantes deben depositar entre 4.000 y 10.000 pesetas, mientras la supuesta empresa realiza las gestiones para materializar el contrato. Una vez pagada esa cantidad, la empresa fantasma desaparece.

Un joven logroñés en paro, licenciado en Informática, descubrió el presunto soborno de una falsa empresa, que ha destapado la existencia de más intentos de fraude de empresas de contratación de jóvenes parados. Otros cuatro jóvenes han denunciado los mismo hechos ante la Federación de Empresarios de La Rioja.El denunciante vio a finales de junio un anuncio en la prensa de La Rioja en el que se ofrecía un puesto de administrativo en una empresa dedicada a la importación y la exportación El currículo, según se detallaba en el anuncio, debía mandarse a la empresa Pan-Europea Exportación e Importación SL, domiciliada en la localidad pontevedresa de Tuy.

El puesto requerido en La Rioja, descrito de forma muy ambigua en el anuncio, consistía en, captar clientes en la zona, que también incluía Aragón, para una actividad relacionada con la cartera de seguros. El contrato ofrecido era para un año.

A los 15 días de mandar el currículo a la dirección señalada, el joven logroñés recibió en su domicilio una solicitud, en la que se le requería que facilitara datos como el número de la Seguridad Social o el de la cuenta bancaria. La solicitud también pedía el envío de 4.500 pesetas, cantidad que se emplearía para realizar un cursillo en Internet. El dinero se debía mandar urgentemente por giro postal.

Estos hechos levantaron las sospechas del denunciante, que llamó a Telefónica y comprobó que el número facilitado por la empresa no existía. Posteriormente, la Federación de Empresarios de La Rioja también confirmó que la empresa no existía en Galicia. Otro detalle que despertó las sospechas del joven era el anagrama del supuesto negocio, uno de los gráficos que se encuentran en cualquier programa de ordenador.

Denuncias de otro caso

Éste no es el único caso detectado en La Rioja. Ahora se ha sabido que, en el pasado mes de febrero, se presentaron ante la comisaría de policía de Logroño 10 denuncias, también por supuesto fraude. En este caso, una empresa inexistente pedía 10.000 pesetas a cambio de buscar un empleo a los interesados, en un plazo determinado. Una vez que se agotaba el plazo, las víctimas del timo se encontraron con que la oficina no existía.De momento, los jóvenes han aportado a la policía los documentos para que se investigue el posible fraude. Por ahora se desconoce cuánta gente habrá desembolsado la cantidad requerida por la empresa fantasma.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de julio de 1996

Más información

  • Los aspirantes perdían hasta 10.000 pesetas