Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas abre una investigación sobre Cablevisión

La Comisión Europea decidió ayer abrir una investigación en profundidad sobre los efectos de la constitución de Cablevisión, empresa constituida por Sogecable y Telefónica, tras tomar la decisión de que esta concentración de empresas es una operación "de dimensión comunitaria ". Sogecable y Telefónica, que siguen considerando a Cablevisión como una operación española, cooperarán con la Comisión Europea en el procedimiento que ésta se propone tramitar.La Comisión se da un plazo que no excederá de cuatro meses, "antes de tomar una decisión definitiva sobre la autorización, prohibición o autorización bajo condiciones de Cablevisión", según una nota difundida en Bruselas.

Ante la decisión adoptada por la Comisión Europea, Sogecable y Telefónica publicaron un comunicado conjunto en la que las dos compañías "siguen estimando que Cablevisión es una concentración a la que sólo le resulta aplicable la legislación española, tal y como lo ha reconocido el propio Ministro de Fomento, y hacen, por tanto, reserva expresa de los derechos por ellas adquiridos en virtud de la autorización del Gobierno español del pasado 1 de marzo". "Ambas empresas", añade la nota de Sogecable y Telefónica, "cooperarán, como lo han venido haciendo siempre, con la Comisión Europea, en las siguientes fases de procedimiento que ésta se propone tramitar".

Las autoridades españolas han considerado siempre que Cablevisión es una concentración de ámbito nacional y sometida únicamente a la legislación española, como las dos empresas que la constituyeron han sostenido siempre. El Gobierno autorizó la concentración de Cablevisión el 1 de marzo pasado, todavía en la época de Felipe González como jefe del Ejecutivo. El ministro de Fomento del equipo actual, Rafael Arias Salgado, reiteró el mismo argumento a la Comisión, lo cual sitúa el conflicto en el marco de una pugna entre el Gobierno español y la Comisión. Por otra parte, un reciente decreto-ley ha limitado la capacidad de Telefónica para operar en cable en dos años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de julio de 1996