Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unas elecciones para los nacionalistas

La destitución de Radovan Karadzic como jefe del partido gobernante serbobosnio (SDS) abre el camino a la presencia de todas las formaciones nacionalistas -cuyos líderes iniciaron la guerra y a las que se da como seguras ganadoras, véase Mostar- en las elecciones bosnias convocadas para septiembre. Según las normas de la Comisión Electoral que preside el embajador Robert Frowick en nombre de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa, el SDS o cualquier otro partido en las mismas circunstancias no podría haber concurrido de mantener a su frente o en sus listas a un acusado de crímenes de guerra por el Tribunal de La Haya.

Medio centenar de partidos o candidatos que han conseguido respectivamente diez o cinco mil firmas de apoyo intentan disputar los comicios en las, dos partes de Bosnia, el 51% del territorio controlado por la Federación de musulmanes y croatas y, el 49% asignado a los serbios o Republika Srpska. La fecha límite para la inscripción de los votantes ha sido ampliada hasta el próximo día 31. Ninguna de las condiciones democráticas básicas que establecen los acuerdos de Dayton para su convocatoria -un entorno político libre de intimidaciones, libertad de expresión y de prensa y libertad de movimientos por el país- se cumplen hasta la fecha.

El 14 de septiembre los mayores de 18 años inscritos elegirán a sus representantes en los niveles municipales, cantonales y estatales. Cada uno en su territorio designarán los Parlamentos de la Federación y de la Republika Srpska, las dos mitades del Estado. El mismo día será elegido el Parlamento de Bosnia Herzegovina (la totalidad del Estado) y los presidentes de la Republika Srpska y de la presidencia tripartita (musulmana, serbia, croata) de Bosnia Herzegovia. Este es el guión del jeroglífico diseñado en Dayton para mantener en un solo Estado unitario, Bosnia, a dos entidades políticas antagonistas y a tres comunidades que no desean vivir juntas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de julio de 1996