Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alberto Zedda, quinto patrono que dimite del teatro Real

El director de orquesta italiano Alberto Zedda, que se encuentra actuando en Estados Unidos, también ha dirigido su carta de dimisión como miembro del patronato del teatro Real a la ministra de Educación y Cultura, Esperanza Aguirre. Con él son ya cinco los vocales que abandonan la Fundación Teatro Lírico, que gestionará el reformado teatro Real. Los otros cuatro , el abogado Gregorío Marañón, la profesora de canto Isabel Penagos, el compositor Luis de Pablo y el filósofo Emilio Lledó enviaron sus cartas de dimisión la semana pasada, en un gesto de apoyó a la directora general, Elena Salgado, y en vista de la "confusa" situación, según lo expresó Luis de Pablo, que está atravesando el organismo. Salgado cesará hoy en su cargo en el curso de una reunión del patronato que se celebrará en el Ministerio de Cultura y cuyo orden del día es una reforma de los estatutos de la fundación que suprime su puesto.El secretario de Estado de Cultura, Miguel Angel Cortés, afirmó ayer en Santander, en declaraciones a Europa Press, que la supresión del cargo de la hasta hoy directora general de la fundación "no se debe entender como una cuestión personal, sino como una modificación en la forma de llevarse la fundación que hace innecesario el puesto que hasta ahora venía ocupando Elena Salgado".

Asimismo, dijo que la reforma de los estatutos permitirá una mayor implicación del teatro Real y del teatro de la Zarzuela en la política musical del ministerio.

20.000 millones

Por otra parte, Esperanza Aguirre se alineó ayer con Alfredo Kraus en Madrid respecto a las críticas que el tenor había vertido contra Salgado, quien ofreció al cantante dos representaciones en versión de concierto del Werther, en vez de una representación escenificada, durante la primera temporada del Real."Estuve reunida con Alfredo Kraus la semana pasada y me transmitió su disgusto por el hecho de que doña Elena Salgado le había ofrecido dos Werther en recital, sin representación", dijo Aguirre. "Manifesté mi sorpresa, porque la obra que se ha hecho en el teatro Real es una adaptación del escenario que le ha costado al contribuyente 20.000 millones de pesetas y, por lo tanto, es de suponer que la primera vez que venga a este teatro sea para representar una ópera".

El pasado viernes, Elena Posa, ex directora general del Instituto de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM), que se había negado a abandonar su puesto en el patronato argumentado estar en él por su trayectoria teatral, recibió una carta de destitución de la ministra, que puede cambiar dos patronos al año. En total, son seis los vocales propuestos por el equipo ante rior del ministerio que han dejado el patronato (el séptimo, José Antonio Campos; es funcionario).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de julio de 1996