Bajo, contrario a que se considere delito usar información privilegiada

Miraflores de la Sierra (Madrid) - 27 jun 1996 - 22:00 UTC

El catedrático de Derecho Penal Miguel Bajo Fernández aseguró ayer, en el IV Curso de Periodismo Jurídico organizado por la Escuela de Periodismo UAM / EL PAÍS y los colegios notariales, que el nuevo Código Penal peca de exceso a la hora de tipificar delitos económicos. En concreto, señaló que la penalización del uso de información privilegiada no tiene sentido.Bajo entiende que este nuevo delito, creado para proteger el mercado de valores, lo está violando, al privarle de la información que precisa para su correcto funcionamiento. Su planteamiento es que el mercado de valores funciona por la ley de la oferta y la demanda y que la ley penal no puede vulnerar esta idea. El catedrático no es contrario a las sanciones administrativas a estas conductas, pero sí a las penales basadas, además, en la protección al propio mercado de valores.

En su intervención, Miguel Bajo señaló la dificultad que se encontraba en algunos delitos económicos ya que coincidían, en muchas ocasiones, con infracciones administrativas e ilícitos civiles. Como hecho singular destacó que hay ilícitos civiles que prescriben a los 40 días, y que los mismos hechos, calificados como delitos, tardan cinco años.

Ayer participaron también en el curso Juan Antonio González, jefe de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Madrid, que dirigió la detención de Luis Roldán, y Javier Pradera, director de la revista Claves. Mañana intervendrán, entre otros, Carlos Jiménez Villarejo, fiscal anticorrupción, y Rodrigo Rato, vicepresidente segundo del Gobierno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0027, 27 de junio de 1996.

Lo más visto en...

Top 50