Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente del Gobierno, satisfecho por el acuerdo de la UE sobre extradición

El presidente del Gobierno, José María Aznar, se felicitó ayer por el hecho de que el nuevo tratado de extradición de la Unión Europea, acordado en la cumbre de la UE en Florencia (Italia), acabe con la actual situación, en la que se puede llamar "delito político a suministrar armas o información a una banda armada". En el pleno del Congreso sobre el Consejo Europeo, el jefe del Ejecutivo afirmó: "Desde 1987 peleábamos por esa resolución que se, ha conseguido ahora". En consecuencia, dijo, hay motivos para estar satisfechos con el acuerdo, que conjuga los intereses legítimos españoles con el apoyo decidido a la construcción europea".Con la excepción de la oposición de izquierdas, las demás formaciones políticas recalcaron el éxito de Aznar en la capital de Toscana al conseguir que la cumbre diese un impulso al convenio de extradición. Cuando entre en vigor, ningún Estado miembro podrá denegar la entrega de presuntos terroristas a alguno de sus socios que los reclame.

A diferencia de su predecesor, Felipe González, que hacía una descripción más bien cronológica de lo tratado en las cumbres europeas, Aznar empezó el relato por los asuntos que más interesaban a España y en los que había logrado sus objetivos, como la "buena noticia" del convenio de extradición, la aprobación de la agencia policial Europol y la renuncia a fomentar la creación de empleo desviando dinero de los fondos estructurales, de los que se beneficia principalmente la península Ibérica. Sólo en un caso, el de Europol, reconoció que las bases del acuerdo se habían sentado durante la presidencia que ostentó González.

En los pasillos del Congreso, el ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, también se refirió al convenio de la UE, cuyo impulso consideró "una de las noticias más importantes para el futuro de la normalización del País Vasco", que, además, acaba con la estrategia de presentar a España como un país "aislado". Según el ministro, se termina así "con el mito y la leyenda sostenidos por el entorno de ETA de que el tiempo no transcurre". Mayor Oreja añadió que la apelación a las diferencias entre España y Europa era "uno de los graneros ideológicos principales" de los terroristas.Visita de ScalfaroEn el pleno, el PSOE, el PNV y, con otros argumentos, Izquierda Unida-Iniciativa per Catalunya resaltaron que la presidencia italiana de la Unión Europea (UE), que concluyó de hecho con la reciente cumbre de Florencia, ha sido mediocre. Hoy llega precisamente a Madrid, en visita de Estado, el presidente de Italia, Oscar Luigi Scalfaro. González no estuvo presente en el debate porque se encontraba en Átenas, asistiendo a las honras fúnebres, del ex primer ministro socialista griego Andreas Papandreu.

Los nacionalistas Joaquim Molins (CiU), Iñaki Anasagasti (PNV) y Pilar Rahola (ERC) alabaron el éxito de la delegación española con el convenio de extradición. Joaquín Almunia, del PSOE, prefirió, en cambio, mencionar otro éxito, el que permitió solucionar la crisis de las vacas locas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de junio de 1996

Más información

  • Pleno del Congreso sobre la cumbre europea