Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sala pide al Parlamento que "cumpla con su obligación"

Pascual Sala, presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), lamentó ayer la ruptura de la negociación para elegir los 20 nuevos vocales e instó, con gesto serio, a todas las fuerzas políticas parlamentarias "a que cumplan con su obligación". Fue el colofón a la última comparecencia ante la Comisión de Justicia e Interior del Congreso, para rendir cuentas de la última memoria del CGPJ.Los portavoces de todos los grupos agradecieron la presencia de Sala y algunos de ellos, como Margarita Uría (PNV), hicieron referencia a las tensiones del CGPJ en los últimos tiempos. Pero fue el portavoz del PP, Andrés Ollero, el que reprochó a Sala su "silencio sobre la situación de crisis del Consejo". Atribuyó el silencio a que Sala "sabe que los responsables están aquí", en referencia a que los males del CGPJ proceden de la elección parlamentaria de los 20 vocales.

Ollero aseguró que "es la lógica parlamentaria la que pone dificultades y retrasos, que no se producen fuera de las Cámaras", con lo que aludió a la bondad de la elección de 12 de los 20 vocales por los jueces y magistrados.

Sala aseguró que la crisis del CGPJ "no se ha notado en sus trabajos, a pesar del éxito en los medios de comunicación social de frases como 'Consejo destruido', 'Consejo inoperante' y otras, sólo porque durante dos meses no se hayan podido celebrar plenos". El presidente del CGPJ dio una imagen de normalidad de esta última etapa y negó que las dimisiones aceptadas por él hayan resentido el funcionamiento de la institución.

En respuesta a Ollero, reclamó la legitimación del Parlamento para la elección de los 20 vocales del CGPJ y, recordó que, en caso de que se aceptara la tesis del PP y 12 vocales fueran elegidos por las asociaciones judiciales, estos vocales judiciales "contarían con mayoría suficiente para tomar las decisiones importantes del órgano de gobierno de un poder del Estado".

Sala argumentó que los mismos que se oponen a la elección parlamentaria del CGPJ proponen a veces dotar de más independencia al fiscal general del Estado mediante su elección parlamentaria. "¿Por qué no aplican el mismo razonamiento para el Consejo?", preguntó.

En cuanto a los riesgos de politización, Sala recordó que, mientras en 1980, cuando se eligió el primer CGPJ, sólo existía una asociación judicial, su ruptura ha dado lugar a que 1.500 jueces defiendan opciones de derecha, izquierda y centro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de junio de 1996