Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'El Mundo' no reparte dividendos pese a ganar 1.074 millones

El periódico El Mundo y sus sociedades dependientes obtuvieron el año pasado 1.074 millones de pesetas de beneficios después de impuestos, según las cuentas consolidadas de dicho grupo que fueron aprobadas ayer por una junta general de accionistas en la que, por primera vez en los siete años de la empresa, la gestión no fue aprobada por unanimidad.Un pequeño grupo de accionistas de la etapa fundacional rechazó la aprobación de la memoria y el destino de estos beneficios que planteaba el Consejo de Administración. Algunos de ellos pidieron que se distribuyeran dividendos a la vista de los resultados positivos de los últimos años y dijeron que no entienden por qué nunca se reparten dividendos, si la empresa está tan saneada como asegura el consejo de administración.

El presidente de la empresa, Alfonso de Salas, explicó que el consejo se había planteado distribuir dividendos este año, en principio, pero finalmente optó por aplazarlo "con el fin de financiar los costes de las inversiones previstas para los tres próximos años".

De Salas, que calificó de "prudente" esa decisión, trazó un amplio panorama de incertidumbres para la prensa escrita, a la que describió acosada por la bajada de la difusión, la disminución de la publicidad y el mantenimiento del alto precio del papel prensa, que incide gravemente en los costes de producción. El presidente de El Mundo anticipó que los beneficios de 1996 serán "seguramente más bajos" que los de 1995.

En relación con la pregunta de un accionista sobre la posibilidad de sacar a bolsa el 10% de las acciones de la empresa, De Salas dijo que existe un compromiso con el accionista mayoritario, el grupo italiano Rizzoli -que es el mayor propietario de El Mundo, con el 45% de las acciones- para no cotizar las acciones en bolsa.

A otra pregunta del mismo accionista, sobre las posibles consecuencias de la grave crisis que atraviesa el grupo Rizzoli, De Salas descartó que esos problemas puedan afectar a su periódico en España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de junio de 1996