Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Víctimas de los GAL

El Defensor del Pueblo sugiere que el Ministerio del Interior debería extender la concesión de pensiones de orfandad y viudedad "atendiendo a criterios humanitarios y de justicia" a los familiares de españoles que hayan padecido atentados terroristas en el extranjero, supuesto en el que se encuentran las víctimas de los GAL. El informe, elaborado a instancia del Ararteko (Defensor del Pueblo vasco) se refiere a la solicitud de una pensión de viudedad para la esposa de Juan Carlos García Goena, asesinado el 24 de julio de 1987 en Hendaya (Francia) al explotar una bomba que había sido colocada en su coche. El Ministerio del Interior, que no aceptó inicialmente la sugerencia, ha contestado de nuevo para decir que estudiará el caso.En su informe sobre 1995, el Defensor denuncia la diferencia de criterios entre el Ministerio de Relaciones con las Cortes y el de Justicia e Interior en lo que se refiere a la concesión de indemnizaciones a los propietarios de vehículos utilizados por los terroristas en atentados. Según el Defensor del Pueblo, en 1992 fue aceptada una ley que permitía un sistema de cobertura a ciertos daños materiales, pero el Ministerio de Justicia e Interior no ha reconocido su aplicación a los vehículos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de junio de 1996