Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CEAPA llevará la clase de religión al Constitucional

La Confederación Española de Asociaciones de Padres de Alumnos (CEAPA) manifestó ayer su oposición a que se establezca una asignatura alternativa a la de religión y a que las calificaciones de ambas vuelan a tener valor académico, como proyecta el nuevo Gobierno. La CEAPA confía en que el Tribunal Constitucional acabe zanjando esta "problemática" cuestión. También la Federación de Enseñanza de CC OO considera apelar a los tribunales "para velar porque se respete escrupulosamente el carácter aconfesional que la Constitución confiere al Estado".Ambas organizaciones difundieron sendos comunicados contra el proyecto de obligar a cursar una asignatura (basada en el estudio de cultura religiosa y en la educación en valores éticos y morales laicos) a los alumnos que no deseen recibir una enseñanza confesional de religión y que las dos materias tengan valor académico.

Si la CEAPA Iamenta que los sucesivos gobiernos se so metan a los intereses exclusivos de la jerarquía católica", CC OO advierte una "flagrante contradicción" en la nueva Administración educativa "al defender el principio de 'libre elección' e imponer, por la vía del decretazo, su particular opción en el terreno de las creencias".

Para la Confederación Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos (Concapa), la anunciada decisión del Gobierno "es de sentido común y revela un alto grado de sensatez". Agustín Dosil, presidente de la Concapa, considera que la fórmula prevista "defiende la libertad y la calidad educativa". Para Dosil, los valores éticos y morales y la cultura religiosa constituyen una necesidad de todos los alumnos, que debe ser satisfecha por el sistema educativo con carácter general. Dosil sitúa la clase confesional de religión dentro de ese contexto general como una "opción" específica que los alumnos creyentes tienen derecho a ejercer.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de junio de 1996