Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aznar pide al Reino Unido contrapartidas al apoyo europeo en el caso de las 'vacas locas'

El presidente del Gobierno, José María Aznar, abrió ayer en Bruselas y cerrará hoy en Bonn una minigira para preparar el Consejo Europeo de los próximos días 21 y 22 en Florencia. El jefe del Ejecutivo español asistió en la capital comunitaria a la reunión de los conservadores europeos previa a cada cumbre semestral de la UE. En unas breves declaraciones, Aznar subrayó que ha llegado ya la hora de que el Reino Unido cumpla con las "contrapartidas" que comporta la solidaridad demostrada por Europa al suavizar el embargo por las vacas locas.

El entorno del presidente del Gobierno ha querido dar un perfil bajo a la visita de Aznar a Bruselas, para no tapar el encuentro de hoy con el canciller federal, Helmuth Kohl. A última hora se decidió suspender una reunión con el presidente de la Comisión Europea, Jacques Santer, con el que compartió mesa en la reunión del Partido Popular Europeo. Finalmente, será Santer quien viaje a Madrid el sábado. Aznar se entrevistó durante 20 minutos con el presidente de la República Argentina, Carlos Menem, aprovechando la visita de éste a la capital comunitaria.Para completar su estancia en Bruselas, Aznar saludó al primer ministro italiano, Romano Prodi, y al irlandés, John Bruton. Con el primero, presidente de turno de la Unión Europea, "ha nacido un amor". Así afirman los portavoces del Partido Popular que describió Prodi su encuentro con Aznar.

El presidente del Gobierno español y el irlandés, que presidirá la Unión Europea el próximo semestre, abordaron cuestiones de interés mutuo en temas como terrorismo, pesca, vacas locas, drogas y empleo. Bruton transmitió a Aznar su sensación de que el Reino Unido se encuentra aislado en el delicado conflicto de las vacas locas. Y ambos coincidieron en que deben ser comités científicos y veterinarios los que solucionen el problema.

José María Aznar quiso mostrarse comprensivo con su colega John Major, pero acabó echándole en cara que no haya acabado con el bloqueo del sistema de decisiones comunitario después de que los Quince dejaran las manos libres a la Comisión Europea para suavizar el embargo en gelatinas, grasas y semen. "No hay que dramatizar las cosas, perono comprendemos y rechazamos la posición británica", dijo Aznar. "Hemos fijado una regla clara: hay un deseo de ayudar y de manifestar la solidaridad, pero eso comporta contrapartidas", subrayó. Dejó muy claro también que: todas las decisiones futuras sobre este tema deben tener en cuenta el dictamen previo de los expertos.

"Lo que me parece inconcebible es una unión monetaria sin España", respondió al ser preguntado por si le inquietaba la probable ausencia de Italia. El tema monetario estará muy presente en el encuentro que mantendrá hoy con Helmuth KohI. El canciller federal no ha alterado el programa de la visita de Aznar a Bonn pese a que el domingo tuvo que ser atendido en un hospital de las heridas sufridas al caerse cuando paseaba por el campo. El canciller asistió ayer en Bruselas a la reunión del Partido, Popular Europeo, aunque la víspera había suspendido algunas actividades.

El Gobierno quiere dar la máxima importancia al encuentro de Aznar con el auténtico patrón de la política europea. Moncloa prefirió no concertar anoche ninguna cena oficial, para que Aznar pueda preparar a fondo la visita a Bonn. El presidente del Gobierno tendrá ocasión de aclarar al canciller algunas dudas surgidas en las últimas semanas acerca de la política del nuevo Gobierno, desde la decisión de crear un ejército profesional hasta el sorprendente apoyo al Reino Unido en la crisis de las vacas locas.

Aznar, pues, evitó los actos oficiales por la noche, aunque por la mañana mantuvo una reunión con parlamentarios populares en la que mostró su satisfacción ante el balance de las primeras semanas de Gobierno que, según dijo, ha sido mejor de lo que preveía.

Al encuentro acudieron los diputados del PP, miembros de la Comisión de Infraestructuras. La reunión se centró en los decretos leyes aprobados por el último Consejo de Ministros, en particular los del Suelo, Telecomunicaciones, Medidas Fiscales y Doble Imposición.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de junio de 1996

Más información

  • El presidente español se entrevista hoy en Bonn con el canciller Helmut Kohl