Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los visitantes de espacios protegidos pagarían hasta 1.330 pesetas por entrar en estas zonas

Por admirar el vuelo de los buitres negros de Monfragüe (Cáceres), los visitantes estarían dispuestos a desembolsar el doble de lo que cuesta una entrada de cine, según una encuesta realizada por el Centro, Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). En España la entrada a los parques nacionales y naturales es gratuita; pero existe una corriente de opinión, encabezada por la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN), que defiende la necesidad de poner un precio al uso y disfrute de estas zonas.Para averiguar la opinión de los visitantes españoles a los espacios protegidos, centros de investigación del CSIC, de universidades y Gobiernos autónomos han realizado seis encuestas desde 1993 en seis parques de variadas características. Se preguntó a los visitantes cuánto estarían dispuestos a pagar por disfrutar del recurso natural y por contribuir a su protección. Así, en Monfragüe el precio resultó de 1.330 pesetas por la visita de un día. En el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido (Huesca), que recibe 700.000 visitas al año, los excursionistas se mostraron dispuestos a dar hasta 1.200.

En la Caña de Azúcar (Motril) y en La Cumbre (Gran Canaria), la tendencia fue no abonar una entrada, pero sí ayudar a la conservación con 3.000 y 6.825 pesetas por habitante y año, respectivamente. En ambos casos, la escasez de otros espacios verdes alternativos en la zona explica la alta disposición a pagar. Según el economista del CSIC Pablo Campos, uno de los autores del trabajo, muy pocas personas se opusieron a la idea de pagar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de junio de 1996