Más de 70.000 trabajadores de Téneo y la AIE tienen bloqueado el convenio colectivo

Más de 7.000 trabajadores de los 123.000 que agrupan las empresas de los grupos públicos Téneo y la Agencia Industrial del Estado (AM) tienen bloqueados los convenios colectivos de este año, lo que supone que el 57% de la plantilla del antiguo INI tiene aún que negociar. Esta situación ha provocado el malestar de los sindicatos que han pedido al Gobierno que "clarifique" su estrategia en el sector público. Las Federaciones del Metal de CC OO y UGT, sector al que pertenecen la mayor parte de las empresas sin convenio, afirman que el desbloqueo es "urgente".

Comisiones ha advertido de posibles movilizaciones si a mediados de este mes la situación no ha cambiado. Los sindicatos han denunciado la paralización de la actividad que viven las empresas públicas desde que se convocaran las elecciones generales del pasado 3 de marzo. El proceso electoral, primero, y la formación del Gobierno, después, ha supuesto, según dicen, una menor actividad ante las expectativas de cambios en las direcciones "que ya empieza a afectar a la presencia de las empresas en los mercados".En ambos grupos públicos se reconoce oficiosamente que existe esa paralización ante la incertidumbre sobre el inmediato futuro, y reconocen que la negociación colectiva ha sido la gran perjudicada. Mantienen, sin embargo, que en el plano comercial las empresas siguen rnanteniendo su actividad.

De los casi 80.000 trabajadores que agrupa Téneo, alrededor de 50.000 tienen pendiente el convenio colectivo para este año. Entre las empresas que todavía no han firmado el pacto para este año se encuentran algunas tan importantes como Casa (8.248 trabajadores), el grupo Inespal (casi 5.000 trabajadores), Endesa, Imenosa, Aviaco, Indra o Encasur. Sí tienen convenio en vigor, sin embargo, otras como Iberia (21.000 trabajadores), Ence o Uneleo.

En la Agencia Industrial del Estado, además de Hunosa, que tiene en vigor un convenio relacionado con el contrato-programa, tiene también convenio la Corporación Siderúrgica CSI. Sin embargo, hay que negociar en grupos tan importantes como astilleros. De los 43.000 trabajadores aproximadamente que agrupan las empresas de la AlE, más de 20.000 están sin convenio para este año.

El bloqueo de la negociación colectiva se debe, además, al cambio de Gobierno, y no a las diferencias entre empresas y sindicatos. En cuanto a Téneo, que preside Javier Salas, los sindicatos afirman que el desconocimiento sobre su futuro (desaparecer, mantenerse, o fusionarse con SEPI) está alterando seriamente la actividad.

"La parálisis", manifiesta Ignacio Fernández Toxo, secretario de la Federación del Metal de CC OO, "está provocando una fuerte tensión. en las fábricas. Mantener los convenios bloqueados en un ambiente de privatizaciones, además, no ayuda nada".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0002, 02 de junio de 1996.

Lo más visto en...

Top 50