La mayoría de las universidades españolas están dispuestas a ser evaluadas voluntariamente

Todas las universidades españolas, menos cuatro públicas y cuatro privadas, están dispuestas a ser evaluadas voluntariamente dentro del primer plan institucional de evaluación de la calidad de las universidades que durará cinco años. Propuesto al Gobierno en 1995 por el Consejo de Universidades (CU) (órgano consultivo al que acuden todos los rectores, los consejeros de Educación y 10 expertos por designación parlamentaria) el plan de evaluación fue aprobado en febrero del 96.Las universidades de Vigo, La Rioja, Navarra y La Coruña son las cuatro públicas que no participarán en esta primera convocatoria que comienza a partir de ahora y para la que se han destinado 700 millones de pesetas aportados en tres tercios por el Ministerio de Educación, las comunidades autónomas y las propias universidades. Las cuatro privadas que no participan se encuentran la de Navarra, la Pontificia de Comillas, la de Deusto y la Alfonso X el Sabio de Madrid.

Más información
"No vamos a privatizar nada, sino a impulsar la libre elección de centro", afirma Nasarre

"Es importante que prácticamente todas las universidades se presten a una evaluación", afirmó ayer Francisco Michavila, secretario general del CU. "El sistema universitario español", añadió Michavila, "destinará un uno por mil de su presupuesto a la evaluación lo que responde a los cánones internacionales".

A lo largo de un año serán evaluadas 46 universidades, bien en proyectos globales, bien temáticos. Este último caso incluye 32 titulaciones lo que representa 82 carreras, siendo las más solicitadas las experimentales y las de ingeniería informática.

La evaluación constará de dos fases: autoevaluación, evaluación externa que realizará un comité técnico y los resultados serán publicados en un informe público que servirá para determinar qué universidades rinden y cuáles no. Dentro de la propia universidad, los resultados servirán para aplicar mecanismos de mejora y, de cara al exterior, servirán de guía a las administraciones educativas a la hora de aplicar la financiación correspondiente. Los alumnos podrán conocer, asimismo, según los resultados, qué carreras gozan de mayor prestigio.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS