Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El patronato del Reina Sofía es el único que puede prestar el 'Guernica'

El patronato del Reina Sofia es el único organismo que puede autorizar el préstamo del mural Guernica, de Picasso, al Guggenheim de Bilbao, según aclaró ayer la ministra de Educación y Cultura, Esperanza Aguirre, a través de un comunicado de prensa. La nota de la ministra respondía a las informaciones publicadas ayer sobre la autorización que habría dado el Gobierno para prestar la obra.El director del museo, José Guirao, aseguró que, hasta el momento, en el centro no se ha recibido ninguna solicitud de préstamo. Cuando ésta se produzca, se convocará al patronato para que decida. El patronato es el único organismo que puede pronunciarse sobre los préstamos de las obras que pertenecen al Reina Sofía.

El portavoz del PNV en el Congreso, Iñaki Anasagasti, precisó ayer que las conversaciones para conseguir el préstamo del mural se han producido a nivel de partido, informa Luis R. Aizpeolea. "Hemos pedido al PP el préstamo temporal de la obra para la inauguración oficial del Museo Guggenhem en 1997. Ellos se mostraron receptivos y respondieron que harían las consultas técnicas necesarias antes de dar una respuesta Anasagasti añadió que contar con el mural sería fundamental: "Es un grito contra la guerra pintado dsspués del bombardeo de Gernika y que ahora se podría interpretár como un grito contra la violencia y extorsión en el País Vasco".

En los últimos años, han sido varias las peticiones que ha estudiado el patronato y la respuesta ha sido siempre la misma: el mural no viaja porque los informes técnicos así lo aconsejan. Se trata de una tela que ha sido enrollada varias veces y que no puede ser sometida a ningún riesgo. Las peticiones de préstamo fueron formuladas el pasado año por Japón para una exposición en la que se conmemoraba el lanzamiento de la bomba atómica sobre Hiroshima y por el Museo Pompidou de París para la exposición Frente a la historia, que tiene previsto celebrar este año Antes, en 1992, el patronato desautorizó el viaje de la tela a Barcelona, donde se iba a exhibir para los Juegos Olímpicos.

Permiso familiar

Pero, además, el mural Guernica, considerada la pintura más emblemática de este siglo, no sólo está sujeto a la decisión del patronato, sino que la familia del pintor tendría que autorizar el hipotético viaje a Bilbao. Según publicó en este periódico Javier Tusell, uno de los negociadores del traslado de la obra a España, el Estado español se comprometió con el MOMA a respetar la voluntad manifestada por el artista en el sentido de que el cuadro no debía ser prestado.Bernard Ruiz Picasso, nieto del pintor, declaró el pasado mes de noviembre a este periódico que "sería una locura que el Guernica fuera prestado -se refería entonces a la petición de Pompidou- El estado de la tela deja claro que no puede viajar".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de mayo de 1996