Aznar afirma que existe un desfase de medio billón en la Seguridad Social

José María Aznar reveló ayer, 12 días después de su llegada al Gobierno, que se ha encontrado con "un desfase" presupuestario en la Seguridad Social de casi medio billón de pesetas. "Estamos ante una situación de cuentas públicas delicada", advirtió, aunque se mostró "optimista y tranquilo". El anterior ministro de Trabajo, José Antonio Griñán, negó más déficit que el de 2.600 millones correspondiente al año 1995. Por su parte, el nuevo secretario de Estado de la Seguridad Social, Juan Carlos Aparicio, ha admitido a EL PAÍS que las "insuficiencias presupuestarias" encontradas se deben a que la prórroga de Presupuestos para este año no contempla que la financiación de la sanidad para 1995 tuvo necesidad de un préstamo por parte de Trabajo de 444.000 millones.

El tercer Consejo de Ministros de José María Aznar procedió al nombramiento de 61 nuevos altos cargos, entre ellos los nuevos delegados del Gobierno en las comunidades autónomas, y a la destitución del general Emilio Alonso Manglano como asesor del ministro de Defensa, Eduardo Serra. Tras la reunión, Aznar compareció ante los periodistas para anunciar un "desfase" multimillonario en la Seguridad Social que los socialistas niegan, y para negar con contundencia que exista un pacto secreto con el PSOE para enterrar el caso GAL. Esa posibilidad, que calificó de "fantasmagórica", entrañaría, advirtió, un "extraordinario peligro" para la democracia.En tono distendido, Aznar lanzó un mensaje de tranquilidad a la opinión pública y a los mercados financieros. Aseguró que su Gobierno mantendrá las prestaciones sociales, que luchará por cumplir con las exigencias del Tratado de Maastricht y que el recorte presupuestario, hoy por hoy, será el anunciado: 200.000 millones, aunque no explicó a qué partidas afectará.

El presidente negó que hubiera fracasado en su negociación con los sindicatos en busca de un gran pacto social. Su objetivo, precisó, era iniciar el diálogo, y eso, dijo, se ha logrado. Sus primeros vía es internacionales serán a Rabat y París. La visita a Marruecos está prevista para los días 27 y 28.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS