Detenido en Bolivia con cocaína el 'ultra' García Juliá, uno de los asesinos de Atocha

La policía antidroga de Bolivia confirmó ayer la detención del ultraderechista Carlos García Juliá, condenado a 193 años de cárcel como ejecutor, junto a José Fernández Cerrá, de la matanza de Atocha, en la que murieron cinco personas en 1977. Tras cumplir 11 años de prisión, García Juliá fue excarcelado en 1992. Otros dos españoles, Eliodoro Díez Alvarez y Anastasio Manzo Combraña, también fueron detenidos, con 11 kilos de cocaína en sus maletas, cuando iban a tomar un vuelo a Zurich (Suiza), el pasado 10 de mayo. La detención de estos dos españoles permitió a la policía la captura de García Juliá, quien se encontraba en un hotel de Santa Cruz con casi un kilo de cocaína, 10.000 dólares, 3.000 pesetas y 80 francos.García Juliá había llegado a Santa Cruz procedente de Uruguay, en donde aparentemente tiene su residencia habitual, mientras que la pareja de españoles vivía hace un año en Paraguay, donde Díez Alvarez trabajaba como taxista. El coronel Julio Espinoza, comandante de la Fuerza Especial de Lucha contra el narcotráfico, dijo ayer que el detenido es "un sujeto de alta peligrosidad".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS