Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desmantelada la mayor red de pornografía infantil de EE UU

Dos años y medio de investigaciones concluyeron en la noche del jueves con el desmantelamiento de la mayor red de pornografía infantil de Estados Unidos. Hasta el momento hay 45 personas detenidas, pero otras 70 están pendientes de que concluyan los interrogatorios y podrían ser también procesadas. La empresa desarticulada ofrecía a sus clientes vídeos de actividades sexuales protagonizadas por niños de hasta siete años de edad.El Servicio Postal recibió hace años quejas de algunos clientes que por error habían recibido catálogos de una empresa llamada Overseas Male que ofrecía material de pornografía infantil, especialmente vídeos hechos en México y otros lugares del extranjero. La policía investigó y comprobó que las cintas contenían "imágenes de niños manteniendo relaciones sexuales entre ellos o con adultos, niños de siete, ocho y nueve años que eran sexualmente agredidos en formas impensables", según el responsable del servicio de Inspección Postal, Kenneth Hunter.

En diciembre de 1993 comenzó el Proyecto Entrega Especial. No pasó mucho tiempo hasta que se detectó a James Kemmish, que jugaba, desde San Diego, el papel de distribuidor para EE UU de la empresa Overseas Male. Kemmish fue detenido en 1994 cuando entraba en EE UU desde México con 16.000 dólares (unos dos millones de pesetas) y vídeos pornográficos. En su casa, además, almacenaba cientos de vídeos y, sobre todo, una lista con más de 2.000 clientes de la compañía. Las cintas se vendían desde 50 dólares las normales (6.350 pesetas) hasta casi 300 dólares aquellas en las que los protagonistas eran más pequeños. Los datos en poder de Kemmish indicaban que la empresa ingresaba en los momentos de mayor actividad hasta 10.000 dólares por semana.

Envíos desde México

El principal proveedor de Kemmish era otro norteamericano, Troy Frank, que le enviaba el material desde Ciudad de México y, que había huido de Colorado en 1990 cuando fue acusado de pornografía infantil. Cuando Frank supo que la policía estaba investigando se suicidó. El Servicio Postal mantuvo el Proyecto Entrega Especial en 36 Estados con el objetivo de llegar al máximo de clientes, "hombres de todas las capas sociales: maestros, profesores, programadores informáticos, dirigentes de organizaciones juveniles, incluso miembros de órdenes religiosas", señaló Hunter al dar cuenta de las detenciones.A los clientes de Overseas Male se les envió una carta con una nueva oferta en la que se les daba la oportunidad de borrarse le la lista. De entre los que seguían pidiendo vídeos se seleccionó a los que querían las cintas con menores de 7 a 14 años. En la operación participaron agentes disfrazados de carteros que se encargaban de la "entrega especial".

Un juez autorizaba permisos de registro para las casas de esos clientes. De los 45 detenidos, al menos 23, según datos de la policía, tienen antecedentes de abusos sexuales de menores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de mayo de 1996

Más información

  • 45 detenidos en una redada en 36 Estados