Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lumen pasa a la órbita de Bertelsmann al vender el 80% a Plaza y Janés

La escritora Esther Tusquets seguirá al frente de la editorial

Una copa de champaña rubricó ayer el acuerdo. Lumen ha vendido el 80% de sus acciones a Plaza y Janés, perteneciente, a su vez, a uno de los gigantes de la edición, la multinacional alemana Bertelsmann. La escritora Esther Tusquets, directora literaria de Lumen, seguirá en su puesto; Plaza y Janés se ocupará de la gestión financiera, la producción y la distribución. Ninguna de las partes quiso concretar ayer el monto económico de la operación.

"No he encontrado a nadie que sustituyera a mi padre en las funciones que éste ejercía en la editorial. Ahora, a punto de cumplir 60 años, no quiero sufrir. La parte comercial, de negocio, no me gusta; ahora sólo deberé ocuparme de pensar colecciones y de hacer libros". Así resume Esther Tusquets las causas que la han llevado al acuerdo con Plaza y Janés y permitir que su editorial, hasta ahora de carácter estrictamente familiar, se integre en un gran grupo."Lumen nunca ha perdido dinero; por tanto, no tenía necesidad de vender como fuera. Pero la edición, cada día más, se ha vuelto un negocio difícil, y yo no tengo espíritu de aventura económica". La venta a Plaza y Janés también es, por tanto, una forma de adaptarse a los tiempos.

Bertelsmann, a través de Plaza y Janés, había decidido ampliar su negocio potenciando los productos de venta en librería. "La trayectoria de Lumen, sus autores y su calidad literaria y editorial se complementan muy bien con los de Plaza y Janés", señala el director general de esta editorial, Manfred Grebe.

Acuerdo rápido

El acuerdo se ha gestado en pocos meses. Hace seis años, cuando murió su padre, Esther Tusquets pensó en vender, pero al final rehusó hacerlo. En los últimos cinco años, dice, no ha tenido ninguna oferta y ha optado por Plaza y Janés debido a su amistad con el antecesor de Grebe, Hans von Fryberg, con quien juega al bridge. "Siempre me había dicho que si alguna vez quería vender, se lo dijera. Pensé que había llegado el momento, y en diciembre empezamos a hablar". Esther Tusquets conservará el 20% de las acciones de Lumen y seguirá al frente de la editorial al menos hasta su jubilación, dentro de cinco años.Lumen inició su actividad como editorial literaria en 1960, cuando Magín Tusquets, padre de Esther, la compró "para hacer un favor a su hermano". La familia Tusquets se volcó en el proyecto: Magín manejaba las finanzas y la producción, Esther asumió la dirección literaria y el arquitecto óscar Tusquets colaboraba en los aspectos gráficos y de diseño.

Así nació Palabras e imágenes, la colección con la que Lumen llevó a las librerías, entre otros, los títulos: Los cachorros, de Mario Vargas Llosa; Toreo de salón e Izas, rabizas y colipoterras, de Camilo José Cela, y Una casa en la arena, de Neruda, un texto este último que Lumen ha vuelto a editar.

Después vino Palabra en el tiempo, la colección dirigida por Antonio Vilanova con la que la editorial se ha forjado la imagen de rigor literario e intelectual que la caracteriza: "Nos han comprado por nuestro prestigio, porque les gusta nuestro catálogo", señala Tusquets.

Un catálogo en el que figuran, entre otros, Virginia Woolf, James Joyce, Simone de Beauvoir, Alberto Moravia, Louis-Ferdinand Céline y Umberto Eco, autor este último que guarda gran fidelidad a Lumen y del que la editorial ha vendido decenas de miles de ejemplares, especialmente de El nombre de la rosa.

La poesía, la literatura escrita por mujeres y el ensayo tienen también sus colecciones en Lumen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de abril de 1996