Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NUEVA LEGISLATURA

Pujol impone a los suyos el máximo hermetismo

Desde las ocho hasta las diez y cuarto de la noche de ayer estuvieron reunidos en el Palau de la Generalitat Jordi Pujol y otros cuatro dirigentes la coalición nacionalista para estudiar la última propuesta de financiación autonómica presentada por el Partido Popular.Al término de la reunión, y siguiendo las instrucciones de Jordi Pujol de mantener la máxima discreción, ni Maciá Alavedra (consejero de Economía y Hacienda de la Generalitat) ni Joaquim Molins (portavoz parlamentario) ni Josep Antoni Duran Lleida (líder de Unió Democrática de Catalunya) ni Josep Sánchez Llibre (segundo portavoz parlamentario) quisieron hacer ningún comentario, alegando que se había tratado de una reunión de trabajo.

Los reunidos trabajaron sobre varios documentos elaborados por los expertos de la Generalitat que consideran distintos escenarios y alternativas a las complejas propuestas de financiación autonómica. Sin embargo, alguno de los reunidos negó incluso que se hubiera estado estudiando documento alguno. La propuesta del PP había sido considerada un avance por distintos interlocutores de CiU a lo largo de la tarde de ayer.

Para celebrar la reunión, Pujol adelantó su regreso de Berlín, adonde había acudido para presentar la celebración del Día Mundial del Libro, el próximo día 23. El presidente catalán incluso anuló su proyecto inicial de pasar por París para asistir a la final de la Copa de Europa de baloncesto, en la que fue derrotado el Barcelona.

A pesar del avance que supone la presentación de una propuesta concreta, existe cada vez más la convicción en medios nacionalistas de que el apoyo a la investidura de Aznar por parte de CiU no podrá ir precedido de un acuerdo cerrado sobre financiación autonómica, porque se considera poco probable alcanzar pronto un acuerdo concreto en una materia tan compleja.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de abril de 1996