EXCESO DE TERRENOS EN OFERTA

Madrid ofrece demasiado suelo a la Industria

En la región hay espacio para edificar más de tres millones y medio de metros cuadrados de naves

Sobra suelo y faltan clientes. La industria madrileña, sacudida por las sucesivas crisis económicas, tiene a su disposición espacio para construir tres millones y medio de metros cuadrados de naves. Además, existe una cantidad ingente de edificaciones vacías. El exceso de terrenos y dependencias disponibles, tanto en la capital como en la región, provoca pesimismo en los expertos: consideran que una oferta tan amplia no encontrará clientes en bastantes años. Por si fuera poco, las nuevas industrias demandan menos espacio y buenos entornos. Este sector, que años atrás daba trabajo a uno de cada cuatro madrileños, ocupa ahora a uno de cada cinco. La mayor parte del suelo industrial disponible está urbanizado (listo para construir en él) y es de titularidad pública.

La maldición de los ciclos económicos. Tras una primera crisis arrastrada desde los años setenta, las expectativas mejoraron a mediados de la década siguiente La región se inundó de polígonos industriales entre 1985 y 1992. Ese último año, los malos vientos volvieron a soplar con fuerza: millones de metros cuadrados se quedaron compuestos, sin novio y con los precios por tierra.Desde entonces, el panorama apenas ha tenido mejoras puntuales, pese a la reactivación de los últimos meses. Todo ello no impide que haya nuevos polígonos en marcha.

"En el suelo industrial hay una crisis profunda, que durará muchos años", explica José Barta, de la firma de consultores INTEC. Cree que la oferta no se podrá absorber. Desde otro analista del ramo, la compañía Richard Ellis, hay coincidencia: "Hay suelo disponible para mucho tiempo", dice Juan Romo. Y este suelo es, sobretodo, de titularidad pública. La empresa Arpegio (dependiente de la Comunidad de Madrid) es la mayor propietaria: tiene listo suelo in dustrial para construir unos dos millones de metros cuadrados de instalaciones, según fuentes del sector. Se concentra sobre todo en Arroyo Culebro (Getafe, Leganés y Pinto), donde la edificabilidad supera el medio millón de metros cuadrados, y en llamado Corredor del Henares.

Los ayuntamientos son el segundo gran propietario: más de 200.000 metros cuadrados de edificabilidad entre San Sebastián de los Reyes y Ajalvir, IM.000 en el eje de San Fernando a Alcalá de Henares. Sin embargo es Getafe quien se sitúa en cabeza, con más de 500.000 metros de edificabilidad en Los Molinos (polígono no urbanizado aún), A esto se suma el recinto de Los Olivos.

Los terrenos industriales privados (aritos para edificar unos 750.000 metros cuadrados) se ubican, sobre todo en Alcobendas, San Sebastián de los Reyes y el Corredor del Henares.

No es sólo el suelo. El exceso de oferta también afecta a los edificios industriales. En el caso de Madrid capital se deja sentir en los polígonos de Fuencarral Y San Blas, donde hay una gran oferta de naves, y en la zona del, nudo supersur, junto a la carretera de Andalucía.

Ligera recuperación

Pese a que en los últimos 18 meses se ha reducido la disponibilidad de suelo industrial (cambio de uso en favor de la construcción de viviendas, por ejemplo), el exceso se mantiene. De todas formas, se ha registrado una ligera recuperación del mercado.

"El precio de alquiler de las naves industriales ha mejorado algo, con una subida de un 9%, pero las tarifas de venta no han subido", señala Barta. En cuanto a los solares industriales, la tarifa ha crecido en un 10%, añade. "Lo que más se vende son las naves pequeñas, llave en mano y en polígonos próximos a Madrid capital con buenas comunicaciones", apunta Romo. El cliente habitual de estos. espacios, de hasta 1.000 metros cuadrados, es la pequeña o mediana empresa.

Los polígonos nuevos con buenas infraestructuras y comunicaciones tienen la mejor posición para captar clientes, que a menudo son lo que Barta llama empresas escaparate": "Firmas industriales con vertiente comercial a las que interesa ser vistas por los consumidores. Por eso buscan lugares estratégicos junto a las carreteras importantes", detalla. Los sindicatos también tienen algo que decir. Alfredo García Moreno, responsable de Política lndustrial en Comisiones Obreras de Madrid considera que "hay necesidad y exceso de suelo a la vez". "El ocupado es tercermundista y el nuevo, amén de caro, debe mejorar en cuanto a redes de comunicación y transportes", sostiene. Desde UGT, el secretario de Acción Sindical, Miguel Angel Abejón, destaca la necesidad de crear buenos entornos en los polígonos industriales y de "rehabilitar los del sur". Este periódico intentó, sin éxito, conocer la opinión de los empresarios de CEIM-CEOE y de la empresa pública Arpegio.

Naves y copas

Pese a la ligera reactivación, el parque de naves disponibles es inmenso. En un caso extremo, como Alcorcón, un polígono industrial acabó en convertirse en lugar. de bares: costa Polvoranca.

Ahora, Tres Cantos tiene "la mayor oferta de edificios industriales, más de 100.000 metros cuadrados sin ocupante"" explica Barta. En el parque tecnológico de la localidad la ocupación no llega al 50%.

Como ya ha ocurrido en el municipio tricantino, donde parte de los terrenos previstos para uso laboral alojaran viviendas, los consultores creen que el futuro de buena parte del suelo industrial pasa por dejar de serlo. Recalificar es el verbo en boca de todos. Ayuntamientos y Comunidad han empezado a conjugarlo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 06 de abril de 1996.