Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Croatas y musulmanes acuerdan presionados impulsar la federación

Tras dos años improductivos en los que la federación croato-musulmana sólo ha existido en el papel, ambas partes han acordado, bajo la intensa presión internacional, llenarla de contenido. Entre hoy y el 30 de abril, tienen 20 compromisos que cumplir. El primero, el de la libertad de movimiento, una de las exigencias básicas de Dayton. A diferencia de anteriores intentos, esta vez el plan contempla sanciones para quienes incumplan lo pactado.

El acuerdo, alcanzado en la noche del sábado pero revelado ayer, debe lograr de una, vez el funcionamiento de la federación y alejar la posibilidad de guerra entre sus dos socios, croatas y musulmanes, forzados al entendimiento por Estados Unidos en marzo de 1994. "Hemos alcanzado un compromiso para aplicar los acuerdos de la Federación de forma diferente a otras veces", dijo ayer Micheal Steiner, segundo de Carl Bildt, plenipotenciario de la Unión Europea para la antigua Yugoslavia. La principal novedad es la amenaza de sanciones para los que no cooperen.Los dos puntos de lo pactado, son la libertad de movimiento y que el dinero recaudado en las fronteras vaya a las arcas de la federación. Eso significará la pérdida de ingresos a los señores de la guerra locales. Ellos serán la clave. Ayer, el secretario de Defensa de Estados Unidos, William Perry, quien visitó a sus tropas en Tuzla, a las que garantizó el regreso a casa en 1997, advirtió que las tropas de lfor (fuerza multinacional de aplicación de Dayton) tendrán "una actitud más vigorosa" y que retirarán todos los controles ilegales.

Otros aspectos del acuerdo se refieren a la nueva bandera conjunta y a los mecanismos para la transferencia de poder desde cada una de las instituciones individuales a las de la federación.

EL general croata Tihomir Blaskic, que hoy se presentará ante el Tribunal de La Haya, donde se le acusa de ser responsable de crímenes de guerra en Bosnia central, ha dejado su cargo de Inspector General del Ejército croata. Su entrega al tribunal, rechazada durante meses por Croacia, es parte del nuevo espíritu de la federación y una concesión a Estados Unidos.

En Mrkonjic Grad, también en el centro de Bosnia, prosiguen las labores de desenterramiento e identificación de las víctimas de una fosa común. Esta zona estuvo en manos serbobosnias durante casi toda la guerra. El verano pasado fue tomada en una ofensiva croata y musulmana. Los acuerdos de Dayton se la devolvieron a los serbios.

Entretanto, Radovan Karadzic, reapareció ayer en Pale, la capital serbobosnia, muy próxima a Sarajevo, en un acto de entrega de medallas a soldados. Karadzic está acusado de crimenes de guerra y corre el peligro de poder ser detenido por Ifor.

Por otra parte, una mujer resultó muerta y cinco niños gravemente heridos en Mostar por una granada abandonada que explotó. Los hechos ocurrieron cerca del hotel Ruza, al lado de la antigua línea del frente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de abril de 1996

Más información

  • Habrá sanciones por los incumplimientos