_
_
_
_

Juan Bonilla: "Don Quijote fue uno de los grandes jugadores de rol"

El escritor publica 'Nadie conoce a nadie', su primera novela

Amelia Castilla

No tiene un argumento fácil de explicar. Nadie conoce a nadie (Ediciones B), la esperada novela de Juan Bonilla, es un poliedro donde confluyen varias situaciones: "Los jugadores de rol, el peso del pasado sobre las personas y cómo las circunstancias van determinando quiénes somos son algunas, de las preocupaciones que quería reflejar en esta obra", aseguró el autor gaditano, de 29 años, en la presentación de su primera novela.

Bonilla dedicó prácticamente toda la jornada de ayer a la promoción de Nadie conoce a nadie. Por la mañana contestó a entrevistas, comió con los responsables de los suplementos literarios de los periódicos nacionales y acudió por la noche a un local de copas madrileño donde Fernando Delgado presentó la obra. El escritor, con su pantalón vaquero, botas negras y un pañuelito rosa al cuello, reconoce que huye de cualquier complejidad estilística. Para ambientarse en el terreno de los juegos de, rol visitó tiendas especializadas y participo en un par de partidas de mesa. No recurrió a aquellos juegos que se desarrollan en la realidad, pero quedó prendado de la pasión que ponen los chicos de 14 años."Me llamaron mucho la atención un par de historias tremendas que publicó la prensa. La reflexión sobre esos juegos es la médula del asunto. Me admira que haya gente que utiliza los dogmas como cimientos tan firmes; la historia está llena de casos; un ejemplo fueron los cruzados o los apóstoles. También Don Quijote fue uno de los grandes jugadores de rol, hacía lo que decían los libros de caballerías".Nadie conoce a nadie se mueve en torno a dos personajes, un narrador y un protagonista, Sapo, que padece el síndrome de Alonso Quijano, "aquel que ve gigantes donde debería ver molinos". El autor se reconoce lo mismo en las palabras del narrador -"la literaratura me sirve, en fin, para que la vida me concierna menos de lo que yo hubiera sido capaz de soportar"- que en algunas del psicópata Sapo.La primera novela de Juan Bonilla está llena de citas y referencias a escritores y músicos como Tom Waits, Leonard Cohen, Paul Auster e Italo Calvino, entre otros. Bonilla se reconoce en esos gustos literarios: "Lo que lees y lo que vives conforman tu escritura", asegura.Es uno de los escritores más solicitados del momento, aunque nadie lo pensaría mirando su cata de niño. A nivel personal re conoce que los de su quinta, a los que ya se conoce como la genera ción Nirvana, están siendo excesivamente sacralizados y responsabiliza a la prensa por ello. Per sonalmente, se siente invitado de excepción en una fiesta que no sabe que es en su honor.Un libro de poemas, otro de relatos y esta novela forman su currículo, y ya le llueven las ofertas. Acaba de firmar con la revista Ajoblanco; tiene en galeradas un libro de poemas, Multiplícate por cero, que publicará Hiperión; otro de relatos en marcha, con un título tan pretencioso como El mejor prosista de su generación, y una novela en la cabeza, de la que ya tiene el principio y el final. Pero no todo es éxito. Reconoce sin pudor que firmó un contrato para escribir una novela con una editorial y que tuvo que tirar la obra a la papelera.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_