La Guardia Civil patrulla

La mayoría de los 31 guardias civiles españoles desplegados en los barrios de Sarajevo que han pasado de manos serbias a la federación croato-musulmana ignoraban cuál iba a ser su destino durante los próximos 12 meses cuando se presentaron voluntarios para ir a Bosnia-Herzegovina. "Nadie ha venido aquí engañado", tercia el teniente José María Asorey, jefe de este contingente español. Él primer contacto con la destrucción en los barrios abandonados por los serbios provocó un fuerte impacto entre los miembros de la Guardia Civil adscritos a la Fuerza Internacional de Policía (IPTF).Los 31 agentes están desplegados en Hadzici (11), Ilijas (6), Crbavica,(5), Ilidza (4) y Kula,(4). A ellos hay que añadir otro que está en la Academia de Policía de Zagreb. Los cinco guardias de Grbavica han sido reforzados con otros 10 agentes ante la proliferación de incidentes a medida que se aproximaba la fecha del traspaso de la administración del barrio a la federación. Llegaron el 21 de febrero a la capital croata, donde realizaron un cursillo y pasaron las pruebas de aptitud, y el pasado día 28 viajaron a Sarajevo. La convocatoria para formar parte de la policía internacional de la, ONU exigía como requisitos "chapurrear inglés y saber conducir un vehículo 4 x 4", recuerda el teniente Asorey. Los guardias españoles han firmado por un año y cobrarán el doble del salario que perciben en España. Viven en casas particulares.

Más información

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción