Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos rostros de mujer, dos caras del cante

Comenzó esta Cumbre Flamenca ya institucionalizada en Murcia, con un concierto que enfrentó a dos de las mujeres más representativas del arte jondo actual: Carmen Linares y Juana la del Revuelo.Ante una afición ejemplar, que abarrotaba la sala -con mucha gente de pie y sentada. en el suelo allí donde podía, invadiendo el escenario por los laterales-, cada una dio excelente testimonio de su arte, de signo opuesto si se quiere, pero en ambos casos perfectamente válido y de una gran flamencura.

Carmen transmite, como ninguna otra cantaora, esa vena trágica del cante, el drama, la pena profunda que indudablemente definen una parcela fundamental de este arte. La otra parcela, la festera, tiene una intérprete idónea en la del Revuelo, que canta sus coplas y hace sus bailes con una gracia que encandila.

III Cumbre Flamenca

Cante: Carmen Linares, Juana la del Revuelo. Toque: Paco Cortés, Martín Chico. Murcia, Auditorio da la Fundación Caja Mediterráneo. 6 de Marzo de 1996.

Las dos cantaron con enorme convicción y convencieron al público asistente. Carmen en estilos en los que es maestra, la taranta, la cartagenera, las bulerías por soleá... Juana en tangos y bulerías, cantes y bailes de los gitanos canasteros a los que aporta frescura y sentimiento; su marido, Martín Revuelo, colabora con unos cantes marcados por la originalidad y el sentido del humor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de marzo de 1996